• Home
  • /Retinosis Guipúzcoa /Sensibilización sobre la baja visión en el centro Almen de Arizmendi Ikastola de Arrasate
Print Friendly, PDF & Email

Sensibilización sobre la baja visión en el centro Almen de Arizmendi Ikastola de Arrasate

Donostia, 30/04/2019

Es imposible negar que las personas con baja visión tenemos un problema. Pero a la vez, nos atreveríamos a decir que somos dueños de una capacidad especial para sentir (ver) las cosas que no se pueden ver.

Es precisamente lo que nos pasó el pasado martes día 30 cuando nos acercamos a la Ikastola Arizmendi de Arrasate; lo que sentimos allí va más allá de lo que pueden ver los ojos.

Llegamos a primera hora Rakel, Feli, Amaia e Itsaso, de Retinosis Gipuzkoa Begisare, al centro Almen, uno de los que tiene la ikastola en Eskoriatza. No tardaron en venir Aitziber, Kristina y Miriam, las profesoras que hicieron de guías y de apoyo. Fuimos al aula donde nos esperaban en silencio y sentados en el suelo, 69 alumnos y alumnas de 8-9 años preparados a escuchar nuestras explicaciones.

Una vez realizada una breve exposición y metidos en materia, llegó el turno de las preguntas que previamente traían preparadas. Fue evidente que el tema estaba trabajado y nos trasladaron sus ganas de saber más acerca de la baja visión y de lo que vivirla conlleva. Esta parte fue realmente interesante. Finalmente llegamos a la última actividad que estaba relacionada con juegos a través de los cuáles lograron ponerse en el lugar de las personas con baja visión e incluso ceguera.

Salimos al patio y dividimos el grupo en 6. 4 de ellos se colocaron los conos simuladores de la visión en túnel y realizaron las siguientes actividades:

  • Tiros a puerta (el portero también llevaba el cono).
  • Tiros a canasta.
  • Tres en raya.
  • Buscar las 7 diferencias en dos dibujos.

Otro de los grupos aplicó las técnicas de guiado utilizando para ello los antifaces y guiando unos a otros. Se las sabían muy bien debido a que llevaban días trabajando el vídeo “Cómo interactuar con personas con discapacidad visual en 10 pasos”. Y los del último grupo con la App Tengo Baja Visión VR y las gafas de realidad virtual pudieron experimentar cómo se ve con diferentes defectos o síntomas que tiene la baja visión.

Con cada actividad pasaron 10 minutos aproximadamente de modo que en una hora rotaron por todas las pruebas.

A destacar la implicación de las profesoras que además de ponerle ganas ayudaron en la organización y ejecución de las actividades, y el interés del alumnado.

Y para rematar el día nos invitaron a café y pastas, y por si fuera poco nos lanzaron la  invitación para volver el año que viene ¿qué más podemos pedir?

Muchas gracias Kristina, Aitziber y Miriam, y por supuesto el año que viene allí nos tendréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE