• Home
  • /Archive by category 'Baja vision'
  • /Page 11

Archive for ‘Baja vision’

Exitosa conferencia sobre Usher y retinosis pigmentaria por el Dr. José María Millán

Donostia, 23/11/2013

Este pasado sábado 23 de noviembre el Dr. José María Millán, Investigador de la Unidad de Genética del Hospital Universitario La Fe de Valencia y especialista en el síndrome de Usher, nos habló sobre “Últimos avances en el diagnóstico y terapia del síndrome de Usher y la retinosis pigmentaria”. (más…)

17 Congreso de Retina International: Hamburgo 13 al 15 de julio de 2012

24.07.2012

El congreso mundial bianual de Retina Internacional se ha organizado este año en Hamburgo, Alemania. Es un congreso dirigido tanto a profesionales como a asociaciones de enfermos y a afectos de enfermedades degenerativas de retina. Las presentaciones se realizaron en inglés y/o alemán. Entre los conferenciantes se encontraban los investigadores principales de diversos ensayos clínicos en diferentes campos de investigación.

Begisare estuvo presente en el congreso y ha traducido los abstracts de las diferentes presentaciones. Puedes descargar la traducción en el link que aparece a continuación: <a target=»_blank» href=» http://www.begisare.org/admin/gestor/boletin/descargar_fichero.php?fichero=Abstracts.2012.castelano.pdf»><b>Abstracts2012</b></a>

Nos gustaría hacer especial mención a la presentación del Prof. Chader, perteneciente al Instituto de Retina Doheny de la Escuela Médica USC de Los Angeles, por su capacidad de síntesis y comunicación. Él nos habló de todos los avances que se están realizando para frenar/curar/paliar los efectos de las enfermedades de retina, tanto en casos en los que todavía haya fotorreceptores como en aquellos en los que las células fotorreceptoras han muerto. El resumen de su exposición es el siguiente:

“Cada vez se sabe más sobre las mutaciones genéticas básicas y los factores involucrados en la RP y las enfermedades raras degenerativas de retina así como sobre los mecanismos biológicos que llevan a la degeneración de los fotorreceptores. Por ejemplo, se estima que se conocen aproximadamente la mitad de las mutaciones genéticas causantes de las diferentes formas de RP como la Amaurosis Congénita de Leber (ACL) y el Síndrome de Usher (SU) . También sabemos mucho sobre la biología celular de la degeneración retiniana que lleva a la muerte de los fotorreceptores. Técnicas como la genómica molecular, proteómica, análisis de ADN y diagnóstico clínico han visto grandes avances en los últimos años. Armados con esta información genética y el conocimiento de los mecanismos básicos de la muerte de las células fotorreceptoras, se han diseñado estrategias para enlentecer la pérdida de visión o incluso restaurar la visión funcional. Estrategias generales que incluyen: 1) Terapia génica 2) Terapia farmacéutica 3) Trasplante de fotorreceptores / células madre 4) Nutrición 5) Optogenética y 6) Dispositivos protésicos de retina.

A) ¿Qué terapia podría ser efectiva ( o no)?

Antes de considerar un tratamiento específico, se debe de tener en cuenta la condición de la retina en el ojo del paciente. Por ejemplo, ¿Aún quedan algunas células fotorreceptoras? o ¿están todas o casi todas muertas? Las células fotorreceptoras son importantes porque captan la luz y convierten la energía lumínica (fotón) que entra en el ojo en una señal eléctrica. Las neuronas fotorreceptoras transmiten entonces la señal eléctrica a las neuronas secundarias subyacentes de la retina, que después procesan la señal y la transmiten a través del nervio óptico al cerebro para la síntesis final de una imagen visual. La existencia de células fotorreceptoras funcionales es por tanto crucial en el proceso visual. La terapia génica u otras técnicas dirigidas a los fotorreceptores no serán efectivas en restaurar la visión si las células fotorreceptoras están muertas.

Otra cuestión importante es, “¿cuál es la condición de las otras células no fotorreceptoras de la retina que se usan habitualmente para procesar la señal lumínica capturada por los fotorreceptores y transmitir dicha señal a través del nervio óptico al cerebro?” Si esas células están enormemente desorganizadas o muertas debido a la evolución de la enfermedad, ninguna terapia puede ser efectiva ya que ninguna señal será transmitida al cerebro donde se lleva a cabo normalmente el procesamiento de la imagen visual.

Afortunadamente, tenemos un método seguro, efectivo y no invasivo para determinar el estado de las neuronas de la retina previamente a considerar una opción terapeútica en particular. Este es la OCT, Tomografía de Coherencia Optica, una técnica no invasiva que ofrece al oftalmólogo una imagen visual del espesor de las diferentes capas de la retina. De esta forma, se puede determinar si quedan no sólo fotorreceptores, sino si quedan además neuronas secundarias en las capas internas de la retina.

Por tanto, ¿qué tratamientos serán efectivos en el primer caso , cuando queden fotorreceptores vivos, o en el segundo caso cuando todos o casi todos estén muertos? Cuando al menos algunos fotorreceptores permanecen vivos se pueden usar tres opciones terapéuticas: 1) Terapia Génica 2) Terapia Farmacológica y 3) Terapia Nutricional. Cuando todos o casi todos los fotorreceptores están muertos estas tres terapias no pueden ser efectivas por lo que debemos considerar enfoques que en realidad sustituyan a los fotorreceptores o al menos su función. Estos son: 4) Trasplante de Células Madre 5) Optogenética ó 6) Dispositivos Protésicos Electrónicos.

B) A continuación un breve resumen de cada área prometedora para tratamientos futuros .

1) Terapia de Sustitución Génica .

La terapia de sustitución génica es la sustitución de un gen defectuoso (mutado) en una célula como una neurona fotorreceptora por una copia normal del gen.

El gen sustituyente es transportado al interior de la célula diana por un vehículo llamado “vector”. Los vectores son virus modificados que han sido alterados de forma que no se puedan replicar, pero que aún puedan penetrar en una célula diana de forma efectiva para liberar la carga genética. De esta forma, el nuevo gen normal actúa como un molde-patrón dentro de la célula para permitirle sintetizar una proteína normal (producto génico) y restaurar la función perdida. La terapia génica ha demostrado un gran éxito (eficacia y seguridad) en experimentos en modelos animales de degeneración retiniana . Se han visto efectos positivos a largo plazo así como resultados positivos en el tratamiento de animales de más edad con retinosis pigmentaria relativamente avanzada. Algunos ensayos clínicos están todavía llevándose a cabo para una forma específica de Amaurosis Congénita de Leber (ACL). Los informes de estos ensayos son positivos en el tratamiento de niños relativamente jóvenes. Varios ensayos clínicos para otras formas de RP que incluyen Usher, Leber, Coroideremia incluso Enfermedad de Stargardt están en progreso o están siendo planificados.

La terapia génica se puede usar también para hacer llegar un gen terapéutico cuyo producto proteínico prolongue la vida del fotorreceptor. Esto se llama terapia génica farmacológica.

Así, los agentes para la supervivencia neuronal (agentes neurotróficos) pueden vehiculizarse a las células de la retina. Un ejemplo de esto último es el uso de un vector vírico para liberar agentes como el CNTF (Factor neurotrófico ciliar) o BDNF (Factor neurotrófico derivado del cerebro) a la retina.

2) Terapia farmacológica

La terapia farmacológica se puede definir como el uso de un agente químico o proteína que prolongue la vida de las células retinianas. Como se ha mencionado arriba, estos se conocen como agentes para la supervivencia neuronal o agentes neurotróficos que se pueden usar cuando los fotorreceptores están dañados pero todavía sobreviven algunos.

Se han identificado muchos de estos agentes y han demostrado ser efectivos en prolongar la vida de los fotorreceptores o incluso mejorar su función en modelos animales de degeneración retiniana. Se ha hecho un gran progreso con muchos agentes neurotróficos como el Factor de Viabilidad de Conos derivado de los bastones. Hay en marcha un ensayo clínico (Neurotech Co.) que usa un enfoque terapéutico farmacológico. En este caso, un factor neurotrófico (CNTF) es aportado a la retina usando una pequeña cápsula implantada en el ojo para enlentecer la degeneración de los fotorreceptores. Las primeras fases de este ensayo han sido completamente exitosas y la supervivencia de los fotorreceptores mejora tanto en la RP como en la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

Se están buscando otros enfoques terapéuticos. Por ejemplo algunos fármacos ya en uso para otras afecciones pueden enlentecer la degeneración de los fotorreceptores.

En los casos específicos de RP donde está afecto el metabolismo del retinoide (vitamina A), la terapia farmacológica parece ser capaz de suministrar con éxito el aporte del retinoide al fotorreceptor y mejorar la visión. Algunos de estos tratamientos se podrían aplicar a la RP en general mientras otros están diseñados específicamente para algunos tipos concretos de RP.

3) Terapia Nutricional

Varias estrategias de nutrición, la mayoría utilizando antioxidantes, están siendo desarrolladas principalmente basándose en el hecho de que en la degeneración retiniana se produce un severo daño oxidativo. Esto es verdad tanto para la RP como para la DMAE. En modelos animales de RP se ha visto que el daño oxidativo es una razón fundamental para el daño celular y la muerte. Los antioxidantes pueden enlentecer marcadamente la muerte de los fotorreceptores en estos modelos animales de degeneración retiniana. Basándose en estos hallazgos se ha llevado a cabo un pequeño ensayo clínico utilizando un grupo especial de antioxidantes (“RetinaComplex”®). Los resultados hasta la fecha han sido favorables pero se necesita más trabajo. Muchos otros antioxidantes están disponibles para estudios futuros.

4) Trasplante de Células Madre y Fotorreceptores

Cuando todos o la mayoría de los fotorreceptores están muertos, una posibilidad obvia para reemplazar las células es el trasplante de nuevos fotorreceptores normales en el espacio retiniano que ocupan las células degeneradas. Desafortunadamente se han empleado años es este esfuerzo en modelos animales con RP y sólo se han obtenido resultados marginales. Se ha llevado a cabo un ensayo clínico para trasplante de fotorreceptores pero los resultados han sido inconclusos.

Por otro lado, el trasplante de células madre ofrece una gran esperanza de tratamientos futuros tanto para la RP como para la DMAE. Las células madre son células primitivas que tienen el potencial de multiplicarse (replicación) y convertirse (diferenciación) en cualquier tipo celular del cuerpo. Las células madre se encuentran en los embriones, pero se ha visto que también están presentes en muchos tejidos adultos (ej. Retina) en pequeñas cantidades. Varios investigadores están dirigiendo estudios para definir las condiciones que harán crecer a las células madre y dirigirlas hacia una diferenciación en fotorreceptores maduros y funcionantes o células del epitelio pigmentario. Otros investigadores están tratando de que células como las gliales de la retina se desarrollen hacia un funcionamiento semejante al de los fotorreceptores. Aunque se han obtenido algunos éxitos en el trabajo con modelos animales, este esfuerzo tiene que avanzar mucho para que se demuestre efectivo y seguro para ensayos clínicos en humanos.

5) Optogenética

Muchos animales y plantas tienen moléculas sensibles a la luz en sus células. La optogenética es un nuevo campo de investigación que combina la óptica con métodos de biología molecular para implantar moléculas sensibles a la luz desde un tipo celular en otros tipos de células para hacerlas fotosensibles.

Por ejemplo, se pueden insertar genes de una proteína fotosensible llamada canalrrodopsina, usando técnicas de biología molecular, en las células remanentes (no-fotorreceptores) de la retina degenerada para hacer estas células sensibles a la luz. De esta forma, la falta de fotorreceptores puede ser salvada y la visión restaurada. Ya se han insertado moléculas sensibles a la luz en las neuronas de la retina interna, como las células bipolares y ganglionares, en modelos animales. Los investigadores están usando muchas propuestas diferentes, pero ya hay ratones ciegos con degeneración retiniana hereditaria que han recuperado visión funcional.

Se necesita aún superar varios desafíos en el uso de proteínas fotosensibles en experimentos animales antes de que se puedan llevar a cabo ensayos clínicos en humanos. Algunas de las proteínas fotosensibles utilizadas sólo funcionan con niveles muy elevados de luz y pueden por tanto dañar potencialmente las células sensibles de la retina, mientras otras proteínas reaccionan demasiado lentamente para ser utilizadas en visión humana. A pesar de estos problemas, la optogenética tiene un gran potencial en la restauración de la vista en humanos.

6) Prótesis electrónicas de retina

En los casos en que todos los fotorreceptores están muertos, las Prótesis Electrónicas de Retina podrían “electrónicamente” tomar su lugar y restaurar la visión funcional. Con este dispositivo, una pequeña cámara externa envía una imagen visual a un pequeño implante electrónico (llamado chip electrónico) colocado cerca de la retina, por ejemplo insertado en el espacio subretiniano, anclado en la superficie frontal de la retina o situado en el espacio supracoroideo dentro del ojo. Este chip estimula las neuronas remanentes de la retina según la imagen visual externa que recibe. Las células que reciben el estímulo comienzan a procesar la señal electrónica y la transfieren a través del nervio óptico al cerebro para la creación final de una imagen visual. Los resultados de diferentes diseños de prótesis por varios grupos son esperanzadores.

Mucho trabajo preclínico excelente ha conducido a la implantación de diferentes tipos de prótesis en humanos. Alpha IMS, producida por Retina Implant AG, tiene un dispositivo subretiniano con 1500 fotodiodos sensibles a la luz, con resultados favorables en implantes de pacientes publicados ya en la literatura científica. Second Sight Medical Products ha completado un ensayo clínico con un dispositivo que contiene 60 electrodos. Este dispositivo ha recibido la marca CE europea y está siendo implantado en pacientes con RP en varios centros de Europa.

Otra propuesta electrónica implica la estimulación eléctrica transcorneal. Esta técnica se muestra prometedora para mantener la visión sin necesidad de intervención quirúrgica invasiva.

RESUMEN

Actualmente se sabe mucho sobre las degeneraciones de retina hereditarias. Específicamente, se sabe suficiente para demostrar la ”Prueba de Concepto” científica en modelos animales con Degeneración de Retina, que las intervenciones pueden ser tanto eficaces como seguras. Basándose en esto se están llevando a cabo ensayos clínicos en humanos para estas enfermedades y hay muchos más por llegar en los próximos años. Por tanto, nos hemos movido del trabajo básico en la mesa del laboratorio al examen en humanos de una variedad de tratamientos para las enfermedades degenerativas de la retina.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE