Print Friendly, PDF & Email

Centros educativos de Gipuzkoa se suman a la visibilización de la baja visión

Donostia, 01/04/2019

● Más de 50 centros se suman a la iniciativa de Retinosis Gipuzkoa Begisare e
IBT-CRI Donostia a favor de la inclusión del alumnado afectado por la baja
visión
● La semana que viene realizarán una campaña de sensibilización, dentro de
la Semana de Acción Mundial por la Educación

Con motivo de la Semana de Acción Mundial por la Educación que se celebrará la próxima semana, Retinosis Gipuzkoa Begisare, en colaboración con IBT-CRI Donostia, llevará a cabo una campaña de concienciación sobre la baja visión en centros educativos de Gipuzkoa. El objetivo de la campaña será impulsar la inclusión de niños y niñas y jóvenes con baja visión, para lo que se colocarán pancartas en los centros adheridos a la campaña.

En total son más de 50 los centros educativos que se unen a la campaña de sensibilización que llevarán a cabo conjuntamente Retinosis Gipuzkoa Begisare e IBT-CRI Donostia, servicio
de apoyo del departamento de educación del Gobierno Vasco, que colabora desde 1980 con los centros educativos para la inclusión del alumnado con ceguera y baja visión.

Además de las pancartas, también se colocarán pegatinas en los accesos de cada centro, y se repartirán folletos y carteles informativos que explican qué es la baja visión y qué síntomas padecen los afectados. Desde hace varias semanas, y de cara a la campaña que se llevará cabo la próxima semana, se ha realizado una labor de sensibilización hacia el profesorado de cada centro a través de las app Tengo Baja Visión y Tengo Baja Visión VR. Profesores de los centros participantes han podido conocer de primera mano la realidad del alumnado con baja visión.

Sensaciones en primera persona

Previo a la campaña que se llevará a cabo la semana que viene, desde IBT-CRI Donostia están trabajando con el profesorado para que conozcan qué es la baja visión y qué síntomas puede padecer un alumno con esta afección. Desde IBT-CRI Donostia señalan que las aplicaciones para móviles “están siendo de mucha ayuda. Es una herramienta perfecta para sentir lo mismo que siente el alumnado , para vivir lo mismo que viven ellos y ellas, para sentir lo mismo en primera persona. Eso hace que el profesorado se involucre más, y pueda ayudar de forma más directa en la inclusión de los y las afectadas”. Visión en túnel, visión central borrosa, ceguera nocturna o la fotofobia son algunos de los síntomas que padecen las personas con baja visión.

Más de un millón personas con baja visión

Retinosis Gipuzkoa Begisare creó el distintivo “Tengo Baja Visión” hace cinco años y desde el inicio ha pretendido sensibilizar a la población sobre la existencia de la baja visión y dotar a las personas que la padecen de una herramienta que las haga identificables como tales. En este periodo ha realizado exitosas campañas de sensibilización, y ha trabajado conjuntamente con escuelas del territorio para dar a conocer las afecciones de la baja visión. Mediante la campaña que realizará la semana que viene junto a IBT-CRI Donostia, pretende seguir concienciando a la sociedad sobre la baja visión.

Tener baja visión significa tener un grado menor que la ceguera. No se puede corregir con gafas ni con cirugía. Es mucho más frecuente que la ceguera pero infinitamente más desconocida. En el estado Español hay aproximadamente 70.000 personas ciegas y un millón de personas con baja visión. Afecta a un 2% de la población.

Inclusión educativa

En esta ocasión Retinosis Gipuzkoa Begisare cuenta con la colaboración y el apoyo de IBT-CRI Donostia, compuesto de profesionales itinerantes que trabajan con el objetivo de facilitar la inclusión educativa del alumnado con discapacidad visual.

Ofrecen asesoramiento a familias sobre la repercusión e incidencia de la baja visión y la ceguera en el ámbito familiar y social, elaboran junto al profesorado de los centros educativos y profesionales médicos programas de intervención, adaptan material educativo, realizan trabajos de investigación y adecuan las innovaciones pedagógicas, oftalmológicas, tecnológicas e informáticas. Además, apoyan al alumnado en aquellos aprendizajes que se ven interferidos por la discapacidad visual, elaborando un currículo específico que se suma a los aprendizajes ordinarios.

IBT-CRI Donostia ofrece sus servicios en todos los niveles educativos, desde la atención temprana a niños y niñas de 0 a 2 años, hasta bachillerato, pasando por Educación Infantil, Primaria y Secundaria. Además también trabajan con alumnado de E.P.A, C.E.B.A.D, ciclos formativos y escuelas oficiales de idiomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE