• Home
  • /Últimas noticias /“La química orgánica permitirá la regeneración de la retina de personas ciegas”
Print Friendly, PDF & Email

“La química orgánica permitirá la regeneración de la retina de personas ciegas”

Stephen Graham Davies, investigador de la Universidad de Oxford que será nombrado mañana doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, destaca por su gran labor en transferencia de conocimiento

JPA/DICYT La química orgánica, aplicada a la medicina, hará posible que una persona ciega regenere las células de su retina y recupere la visión. Probablemente, este fabuloso avance pueda hacerse realidad en un plazo de 15 años, según ha explicado hoy en Salamanca el químico británico Stephen Graham Davies, profesor Waynflete de Química en la Universidad de Oxford, que será nombrado doctor honoris causa mañana en la Universidad de Salamanca.

“Tendremos terapias basadas en moléculas orgánicas dirigidas a manipular las células madre del propio paciente, de manera que una persona invidente podrá regenerar su retina transformando las células del ojo que ya existen”, ha explicado el científico en declaraciones recogidas por DiCYT. Por ejemplos como éste, Stephen Graham Davies no tiene ninguna duda de que “el futuro de la química orgánica estará ligado a la medicina”.

Aunque parece un avance extraordinario, muchos animales poseen este tipo de regeneración que no es posible en las células humanas. Uno de estos animales es el pez cebra (Danio rerio), que sirve de modelo para muchas investigaciones biomédicas, incluidas las del nuevo doctor honoris causa de la Universidad de Salamanca. “El pez cebra puede regenerar su propia médula espinal o su retina en tres días, por eso pensamos que podríamos devolverle esta capacidad a las células humanas a través de tratamientos farmacológicos y esto será posible gracias a la química orgánica”, afirma.

El investigador británico ha destacado la evolución de la química española en los últimos años. En su opinión, cada vez aborda temas más complejos y logra publicaciones más llamativas en número y calidad. “La química española ha alcanzado un alto nivel, en buena parte por la contribución de la Universidad de Salamanca”, ha subrayado. Además, ha destacado su experiencia personal con los estudiantes españoles que llegan a su laboratorio extraordinariamente bien preparados.

 

Transferencia de conocimiento a las empresas

Además de su labor científica, su trayectoria está marcada por una intensa relación con el mundo empresarial. “Veo la ciencia como algo aplicado que crea valor y puede llegar al mercado”, asegura. “Cuando empecé en 1992, la Universidad de Oxford era una institución academia típica y hacer dinero no era una de sus misiones, pero les convencí y han cambiado su filosofía. En España, tendría que haber alguien que hiciera lo mismo, aunque sería más sencillo si se financiera por parte de la universidad, del Gobierno o de empresas”, agrega.

En este sentido, cree que la financiación de las universidades podría compatibilizar tanto la financiación pública como la privada. “Ambas son deseables y si logra medios privados, puede aumentar el número de actividades que realiza o disminuir su dependencia de fondos públicos”, ha señalado.Preguntado por la posibilidad de que pueda lograr el premio Nobel, Stephen Graham Davies ha asegurado que no aspira a lograr ningún galardón, sino a seguir trabajando en química orgánica durante tanto tiempo como sea posible. Por eso ha repetido su frase favorita: “Me siento afortunado porque me pagan, aunque no demasiado, por realizar un trabajo que yo estaría dispuesto a hacer pagando”.

 

Relación con la Universidad de Salamanca 

El científico de la Universidad de Oxford ha asegurado que para él es un “honor inmenso” ser reconocido por otra de las universidades más antiguas del mundo y un privilegio colaborar con ella. En particular, la principal relación entre ambas partes se estableció en los años 90 a través de varias publicaciones sobre reactividad química en las que participó Narciso Martín Garrido, profesor que será su padrino en la ceremonia de investidura.

Precisamente, su padrino ha explicado los méritos de una gran figura de la ciencia en el terreno científico, con más de 530 publicaciones y con aportaciones en el campo de las reacciones químicas, la síntesis asimétrica y del desarrollo de compuestos activos. En la actualidad, trabaja para desarrollar compuestos que pueden ayudar, por ejemplo, a pacientes con distrofia muscular progresiva. Sin embargo, Narciso Martín Garrido ha destacado especialmente las aportaciones del investigador británico en el campo de la transferencia de conocimiento de la universidad a la empresa al haber fundado siete spin-off, entre ellas la prestigiosa Oxford Asymmetry Ltd. En sólo cuatro años, llegó a contratar a 250 doctores, batiendo todos los récords de una empresa que apuesta por la investigación.

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, también mostró su satisfacción por poder otorgar el doctorado honoris causa a un importante científico y destacó su dedicación a las tres misiones de las universidades: la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento.

 

www.dicyt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE