Archivo de junio, 2012

Junto con FARPE y FUNDALUCE la USAL investigará enfermedades degenerativas de la retina

21.06.2012, Europa Press

La Universidad de Salamanca (USAL), la Federación de Asociaciones de Retinosis Pigmentaria de España (Farpe) y la Fundación Lucha contra la Ceguera (Fundaluce) han firmado un acuerdo que posibilitará el contacto entre investigadores y pacientes afectados por enfermedades degenerativas de la retina.

Este pacto ha sido rubricado en el Rectorado de la USAL por la vicerrectora de Investigación, María Ángeles Serrano, y el presidente de Farpe y Fundaluce, Germán López.

El objetivo es contribuir al desarrollo social de proyectos científicos e impulsar la búsqueda de nuevas vías de investigación y progreso tecnológico, cultural y académico en el área de las distrofias de retina, así como todo lo referido al crecimiento social de proyectos solidarios en este área.

Farpe y Fundaluce son organizaciones sin ánimo de lucro que acogen a asociaciones de personas afectadas por enfermedades degenerativas de la retina, según han informado a Europa Press fuentes de la Institución académica.

URL: www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-usal-farpe-fundaluce-trabajaran-investigacion-enfermedades-degenerativas-retina-20120621174454.html

Científicos europeos desvelan un enigma en relación a las células madre embrionarias

18.06.2012, cordis.europa.eu

Europa es un motor para la investigación y la tecnología, y ahora un estudio europeo ha revelado que las propiedades de las células madre embrionarias se ven afectadas por las condiciones del cultivo donde crecieron. En su innovador estudio, un equipo europeo de investigadores analizó el crecimiento de las células madre embrionarias en un estado indiferenciado puro. La avanzada tecnología de secuenciación empleada les permitió analizar la expresión génica (el transcriptoma) y las variaciones de la cromatina (el epigenoma). El estudio, publicado en la revista Cell, fue respaldado por cuatro proyectos financiados por la UE: Heroic, Plurisys, Eurosystem y ATLAS. Los resultados revelan diferencias clave entre células madre puras y células madre embrionarias cultivadas en el laboratorio.

¿Por qué las células madre embrionarias se mantienen pluripotenciales? Algunos científicos han investigado este misterio. Un equipo de investigadores alemanes, neerlandeses e ingleses proporciona respuestas clave sobre la regulación de las células y las condiciones óptimas para su crecimiento. Los hallazgos contradicen informes anteriores según los cuales las células madre embrionarias son inestables y están predispuestas a diferenciarse. Esta información podría llevar al desarrollo de tratamientos nuevos y eficaces.

Los investigadores, pertenecientes al Centro para las ciencias de la vida moleculares de Nimega (NCMLS) y de la Universidad Radboud (Países Bajos), así como al Centro Wellcome Trust de investigación sobre células madre, el Instituto de células madre, la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y la Universidad Técnica de Dresde (Alemania), confirmaron que el análisis del transcriptoma permite identificar los genes que se activan y los que se silencian en el interior de las células. Gracias a este método, calcularon también el grado de activación de los genes. Por su parte, el estudio del epigenoma permite conocer la regulación de los genes. Este estudio, además, descubrió el mecanismo por el cual las células madre embrionarias mantienen su capacidad de diferenciarse en diversos tipos celulares, lo que los expertos denominan células pluripotenciales.

Gracias a este estudio, los científicos obtuvieron información clave para la creación de un tipo novedoso de células madre pluripotenciales humanas similares a las células madre embrionarias de ratón. El equipo piensa que los datos representan la base de la pluripotencialidad.

Austin Smith, coordinador de Eurosystem («Consorcio europeo para la biología sistemática de las células madre»), comentó acerca de los resultados del estudio: «Estos descubrimientos muestran que aún queda mucho por averiguar sobre las células madre. También apuntan hacia la existencia de una diferencia esencial entre las células madre embrionarias verdaderas aisladas de ratones y las células madre humanas de las que se dispone en la actualidad, que son menos puras y más inestables».

Heroic («Organización reguladora epigenética de alto rendimiento en la cromatina») recibió 12 millones de euros en el contexto de «Ciencias de la vida, genómica y biotecnología aplicadas a la salud» del Sexto Programa Marco (6PM). Plurisys («Enfoques de biología de sistemas para entender la pluripotencialidad celular») está respaldado por el tema de Salud del Séptimo Programa Marco (7PM) con una dotación de 2,97 millones de euros. En el tema de Salud del 7PM se amparan también Eurosystem, dotado con 12 millones de euros, y ATLAS («Desarrollo de tecnologías láser y prototipos para la realización de análisis de inmunoprecipitación de cromatina del genoma completo»), que contó con casi 3 millones de euros.

Henk Stunnenberg, director de uno de los grupos de investigación que llevaron a cabo este estudio y coordinador de Heroic, dirige ahora el proyecto Blueprint («Un mapa de epigenomas de células hematopoyéticas»), al que se otorgaron casi 30 millones de euros en virtud del tema de Salud del 7PM con el propósito de investigar los epigenomas y su función en los procesos y mecanismos biológicos esenciales en individuos sanos y enfermos.

Según Stunnenberg: «La epigenética -instrucciones de regulación sobre el genoma- de las células madre embrionarias puras muestra unas características sorprendentes e inesperadas, especialmente en los genes embrionarios. Esto insta a replantearse los modelos actuales.»

Para más información, consulte:

Cell:
http://www.cell.com/

La investigación de la UE sobre salud:
http://cordis.europa.eu/fp7/health/

Blueprint:
http://www.blueprint-epigenome.eu/

Categoría: Resultados de proyectos
Fuente: Cell
Documento de Referencia: Marks, H., et al. The Transcriptional and Epigenomic Foundations of Ground State Pluripotency, Cell, 2012, 149(3), 590-604. doi:10.1016/j.cell.2012.03.026
Códigos de Clasificación por Materias: Coordinación, Cooperación; Ciencias de la vida; Investigación científica

URL: cordis.europa.eu/fetch?CALLER=ES_NEWS&ACTION=D&SESSION=&RCN=34735

Nueva aplicación para personas con discapacidad visual

12.06.2012, www.euskadinnova.net

La aplicación, disponible en inglés, francés, italiano, alemán y español es gratuita y ha sido lanzada por la plataforma BlackBerry. Tiene como objeto intentar mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de visión parcial o total.

Las personas usuarias de la herramienta tienen la posibilidad de personalizar los ajustes de texto a voz y las preferencias de puntuación, así como el uso de verbos y contraseña segura. También puede ajustar con rapidez las preferencias de audio y de habla mediante atajos de teclado.

La aplicación ha sido puesta en marcha por Research In Motion (RIM), dentro del compromiso que mantiene la empresa para apoyar a las personas con discapacidad.

Blackberry Screen Reader se suma a la lista de aplicaciones ya existentes para personas invidentes o con dificultad visual, que facilitan la integración de estas personas en el uso de las nuevas tecnologías.

URL: www.euskadinnova.net/es/enpresa-digitala/noticias/nueva-aplicacion-para-personas-con-discapacidad-visual/8864.aspx

Los científicos identifican nuevas moléculas importantes para la visión y la función cerebral

13.06.2012, retinosis.org

En un par de estudios relacionados, los científicos de la universidad de la Florida, del Instituto Scripps de Investigación han identificado varias proteínas que ayudan a regular la respuesta de las células a la luz y el desarrollo de la ceguera nocturna, una rara enfermedad que anula la capacidad de ver con poca luz.

En los nuevos estudios, publicados recientemente en los Proceedings revistas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) y The Journal of Cell Biology, los científicos del Instituto Scripps de Florida fueron capaces de demostrar que una familia de proteínas conocidas como regulador de la proteína G de señalización (RGS), las proteínas juega un papel esencial en la visión en un ambiente de luz tenue.

“Estábamos buscando en los mecanismos fundamentales que dan forma a nuestra sensación de luz”, dijo Kirill Martemyanov, profesor de Investigación Scripps. “En el proceso, hemos descubierto un par de moléculas que son indispensables para nuestra visión y, posiblemente, juegan un papel crítico en el cerebro.”

En el estudio de PNAS, Martemyanov y sus colegas identificaron un par de proteínas conocidas como regulador RGS7 RGS11 y que están presentes específicamente en las neuronas de relevo principal de la retina, llamada las células ON bipolares. “Las células bipolares ON tienen un vínculo de unión entre la retina a la luz de los detectores de los fotorreceptores y las neuronas que envían información visual al cerebro”, explicó Martemyanov. “La estimulación con luz excita estas neuronas mediante la apertura del canal que se mantiene normalmente cerrado por las proteínas G en la oscuridad. RGS7 y RGS11 facilitar la inactivación proteína G, promoviendo así la apertura del canal y permitiendo que las células de ON-bipolares para transmitir el señal luminosa. Realmente se necesita un esfuerzo combinado de dos proteínas RGS para ayudar a la luz de superar la barrera para la propagación de la excitación que hace que nuestra visión oscura posible”.

En el Diario de estudio de Biología Celular, Martemyanov y sus colegas han desentrañado otro aspecto clave de la respuesta reguladora RGS7/RGS11, ya que identificaron un par hasta ahora desconocido de huérfanos acoplados a proteínas G receptores (GPCR) que interactúan con estas proteínas RGS y dictan su diversidad biológica función.

GPCRs son una gran familia de más de 700 proteínas, que se ubican en la membrana celular y las moléculas de los sentidos diferentes fuera de la célula, incluyendo los olores, las hormonas, los neurotransmisores, y la luz. Después de la unión de estas moléculas, GPCRs desencadenar la respuesta apropiada dentro de la célula. Sin embargo, para muchos GPCRs las moléculas de activación aún no han sido identificados y se les llama “huérfanos” receptores.

El grupo Martemyanov ha encontrado que los dos huérfanos GPCRs-GPR158 y GPR179 recluta proteínas RGS y ayudar así a servir como freno para la señalización de GPCR convencional en lugar de desempeñar una función activa de señalización.

En el caso de la retina de ON-bipolares células, GPR179 se requiere para la correcta localización de RGS7 y RGS11. Su mala focalización en modelos animales que carecen de GPR179 o en pacientes humanos con mutaciones en el gen GPR179 pueden dar cuenta de su ceguera nocturna, según el nuevo estudio. Curiosamente, en el cerebro GPR158 parece jugar un papel similar en la localización de las proteínas RGS, pero en lugar de contribuir a la visión, ayuda a las proteínas, un GPCRs que los efectos placenteros y mediaRGS regulan el receptor opioide.

“Estamos realmente en el principio de desentrañar esta nueva biología y la comprensión del papel de los huérfanos GPR158/179 descubiertos en la regulación de los neurotransmisores de señalización en el cerebro y la retina”, dijo Martemyanov. “La esperanza es que una mejor comprensión de estas nuevas moléculas conducirá al diseño de mejores tratamientos para los trastornos adictivos, el dolor y la ceguera.”

URL: retinosis.org/2012/06/13/los-cientificos-identifican-nuevas-moleculas-importantes-para-la-vision-y-la-funcion-cerebral/

.

Una retina de células madre abre las puertas del trasplante

13/06/2012, www.elmundo.es

Shinya Yamanaka, padre de la reprogramación celular, aseguraba en una entrevista concedida tras recibir el premio de la Fundación BBVA que el primer órgano reproducido en el laboratorio sería la retina. Sus predicciones, como cabría esperar, parecen bastante acertadas. Aunque no son exactamente retinas humanas ‘artificiales’, las copas ópticas fabricadas por un grupo de científicos nipones sitúa los trasplantes a un tiro de piedra.

El equipo de la Universidad de Kobe (Japón) dirigido por Yoshiri Sasai sigue avanzando en el campo de la medicina regenerativa del ojo. Hace algo más de un año, presentaron en la revista ‘Nature’ la generación ‘in vitro’ de copas ópticas -las estructuras embrionarias de las que surgen las retinas- a partir de células madre embrionarias de ratones. Ahora, lo han hecho con células humanas y los resultados son muy llamativos y “prometedores”, según Shomi Bhattacharya, director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER).

“La imagen es muy impresionantes porque son estructuras muy similares a las que se observan durante el desarrollo embrionario”, explica a ELMUNDO.es Paola Bovolenta, especialista en biología del desarrollo y profesora de investigación en el Centro de Biologia Molecular Severo Ochoa, CSIC-UAM.

El éxito del grupo de Sasai, que tiene una sólida reputación en el sector, es la reproducción casi perfecta de la copa óptica. Gracias a un cuidadoso sistema de cultivo, las células madre embrionarias dieron lugar de forma espontánea a una estructura invaginada compuesta por dos capas: una interna, que da lugar a la retina neural, y una externa, que conforma el epitelio retinal pigmentario.

El proceso fue similar al que habían observado antes con las células madre de ratón pero el resultado fue ligeramente distinto. “Han demostrado que existen variaciones en el desarrollo entre especies, algo muy importante”, señala Bovolenta. “Las células de ratón generaron una retina más pequeña que las humanas, que originaron una estructura más grande y con una proporción de células similar a la que hay en el ojo humano”.
Una opción para varias enfermedades

“Hasta ahora, no se habían reproducido tan bien los tejidos de la retina ocular”, comenta Nuria Montserrat, investigadora del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) que trabaja en la diferenciación de células madre e iPS. “Han logrado una disposición espacial, con las dos capas, igual a la realidad. Es casi como un ojo en un plato de cultivo”.

Las primeras aplicaciones podrían estar cerca. “En particular, para la retinitis pigmentosa, donde los fotorreceptores de degeneran gradualmente”, explica Sasai a este medio. También se podría emplear, “en combinación con células iPS, para crear modelos de enfermedades en los que estudiar la patogénesis y explorar nuevos tratamientos”, añade el investigador japonés.

“Este estudio abre las puertas al trasplante”, asegura Monserrat. Pero tal vez no a la clásica idea de trasplante, donde un órgano dañado es sustituido por uno nuevo. El problema está, coinciden los autores y los expertos consultados por este medio, en que regenerar las conexiones entre la retina y el nervio óptico puede ser demasiado complicado.

“Probablemente, no sea necesario reintegrarla entera, sobre todo en algunas enfermedades”, señala Bovolenta. Como en la degeneración de la retina, donde “parece razonable hacer un injerto lo suficientemente maduro para contener un gran número de precursores de fotorreceptores”, apuntan los autores en las páginas de ‘Cell Stem Cell’.
El ojo, el órgano perfecto

Habrá que esperar a que se lleven a cabo nuevos estudios, pero, de momento, esto es lo más cerca de la clínica que están las células madre embrionarias. La clave está, según Montserrat, en que “con 50.000-80.000 células, muchas menos de las que se necesitan en otros órganos, puedes empezar a tener resultados”. Además, los problemas de rechazo y el riesgo de aparición de tumores parecen escasos.

En nuestro país, hay varios grupos que se dedican a la investigación en este campo. En el CMRB, han “empezado a hacer cultivos con células madre e iPS” pero aún están en fases preliminares, explica esta experta.

En el Instituto de OftalmoBiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid hay un grupo dedicado a la retina en donde también están “intentando crear estructuras en 3D de tejido usando células madre”, explica Girish Kumar, que trabaja allí. Allí trabajan con células madre de la grasa, diferenciándolas a células de la retina. También buscan un tratamiento para la Degeneración Macular Asociada a la Industria y tienen algunos estudios con animales en los que usan células madre para proteger el epitelio pigmentario. En todos estos campos, subraya Kumar, “este trabajo nos va a ayudar mucho”.

Gracias a todos estos esfuerzos, es muy probable que la retina sea la primera aplicación clínica de las células madre embrionarias pero los expertos reclaman más. “El ojo es muy asequible -insiste Montserrat- pero hay que ir más allá, hacia algo más relevante para la salud mundial, como la patología cardiovascular”.

URL: www.elmundo.es/elmundosalud/2012/06/13/biociencia/1339600710.html

.

El IOBA prueba unas gafas que muestran los obstáculos a personas con discapacidad visual

31/05/2012, e-volucion

Los dispositivos para fomentar la integración de personas con discapacidad siguen aumentando y uno de ellos ha sido desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid y está siendo probado actualmente en Valladolid por parte del IOBA (Instituto de Oftalmología Aplicada)

Se trata de un sistema que funciona sobre la base de unas gafas de realidad virtual y cuyo objetivo es ayudar a usuarios con discapacidades visuales informándoles sobre la situación de posibles obstáculos.

Para probar el funcionamiento del sistema se ha desarrollado un prototipo HMD (Head Mounted Display). Se configura como una especie de casco con dos cámaras que lleva acoplado un ordenador, encargado de procesar las imágenes. “Detecta los objetos y las personas que se mueven dentro del campo visual que tendría una persona sin patologías. A menudo el paciente no los ve también por problemas de contraste”, explica Ricardo Vergaz, profesor del departamento de Tecnología Electrónica de la UC3M.

Actualmente el dispositivo ya se está probando en el Instituto de Oftalmología Aplicada, en Valladolid. “El IOBA nos contará sus resultados a finales de este año tras probarlo con una muestra de población representativa de los pacientes que podrían utilizar el dispositivo, lo que nos permitirá valorar el éxito y validez de su funcionamiento y mejorarlo”, ha explicado Vergaz.

URL: e-volucion.elnortedecastilla.es/ciencia-id/laboratorio-de-ideas/el-ioba-prueba-unas-gafas-que-muestran-los-obstaculos-personas-con-discapacidad-31052012

.

La novedosa terapia génica de la Universidad Wayne State recibe subvención de 250000 dólares de la fundación estadounidense de lucha contra la ceguera

Retina España

El procedimiento técnico para recuperar la visión mediante el uso de un componente de algas verdes, desarrollado por el catedrático de la Wayne State University y director científico del centro Ligon Research Center of Vision dentro del instituto Kresge Eye Institute, ha atraído más fondos para el desarrollo del tratamiento.

La fundación estadounidense Foundation Fighting Blindness (FFB) anunció una subvención de 250.000 dólares por parte de su filial, National Neurovision Research Institute, para la empresa RetroSense Therapeutics, LLC, empresa con sede en Michigan (EE. UU). RetroSense firmó un acuerdo de licencia en 2011 para los novedosos planteamientos de terapia génica desarrollados en la Wayne State University por el doctor Zhuo-Hua Pan, catedrático de oftalmología y biología anatómica y celular en la Facultad de Medicina.

La novedosa estrategia de Pan se centra en convertir genéticamente las neuronas retinianas internas insensibles a la luz en células fotosensibles, restaurando así la sensibilidad a la luz de las retinas que carecen de fotorreceptores. Mediante el uso de un virus que emite un gen fotorreceptor desde un alga verde llamada channelrhodopsin-2 (ChR2), descubrió que la ChR2 hacía a las neuronas retinianas internas sensibles a la luz, y que ésta persistía durante largos periodos en las neuronas, conduciendo en última instancia a respuestas restituidas a la luz en la corteza visual del cerebro.

Pan, junto con compañeros de la Universidad Salus en Pensilvania (EE. UU), desarrolló el avanzado tratamiento y los planteamientos para continuar que ofrecen esperanzas a las personas que sufren ceguera causada por degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y retinitis pigmentaria (RP), trastornos degenerativos retinianos que actualmente son incurables.

La DMAE es la causa principal de ceguera en personas mayores de 60 años y afecta a más de 8 millones en Estados Unidos. A nivel mundial, 500.000 individuos pierden la vista anualmente a causa de la DMAE, que es el resultado del deterioro progresivo de las células fotorreceptoras en la mácula, cerca del centro de la retina.

La RP es una enfermedad ocular determinada genéticamente causada por mutaciones en más de 100 genes diferentes. Se estima que unos 100.000 estadounidenses sufren RP, que se manifiesta típicamente como una ceguera nocturna y evoluciona hasta el estrechamiento concéntrico del campo visual y a veces llega a una ceguera completa.

“Este campo de investigación, conocido como optogenética, es un planteamiento muy prometedor y creativo para recuperar la visión en personas con una pérdida de visión grave o una ceguera completa”, dijo en un comunicado el doctor Stephen Rose, jefe de investigación de la fundación. “RetroSense posee una tecnología excepcional y ha obtenido resultados impresionantes en los estudios de laboratorio. Estamos encantados de apoyar a la empresa en su esfuerzo por convertir el tratamiento en un ensayo clínico”.

Rose dijo que una ventaja de los tratamiento optogenéticos es que, dado que trabajan con independencia de las anomalías genéticas que causan la enfermedad, pueden funcionar para diferentes degeneraciones retinianas.

La fundación dijo que la terapia desarrollada por Pan ha demostrado la visión recuperada en modelos animales con retinas gravemente deterioradas. RetroSense Therapeutics está pidiendo la aprobación de la Agencia de Alimentos y Medicamentos para un ensayo clínico fase I.

Sean Ainsworth, fundador y presidente de RetroSense, adquirió la licencia del procedimiento técnico de la Wayne State University. Ha afirmado que los ensayos clínicos fase I podrían empezar a principios de 2013.

Fuente: Wayne State University – Oficina del vicepresidente de investigación

.

Avances en el diagnóstico genético y la terapia de enfermedades oculares: resumen de ARVO 2012

25.05.2012, Roser González y Gemma Marfany

El congreso anual de la Asociación Americana para la Investigación en Oftalmología y Ciencias de la Visión (ARVO) tuvo lugar del 6 al 10 de Mayo en Fort-Lauderdale, Florida.

Dentro del mundo de la investigación básica y traslacional destacaríamos los avances en:
1. SECUENCIACIÓN MASIVA. APLICACIÓN AL DIAGNÓSTICO GENÉTICO Y A LA IDENTIFICACIÓN DE NUEVOS GENES.
2. IDENTIFICACIÓN DE MARCADORES GENÉTICOS DE RIESGO PARA LA PREDICCIÓN DE ENFERMEDADES FRECUENTES COMPLEJAS, COMO EL GLAUCOMA, DMAE, RETINOPATÍA DIABÉTICA
3. NUEVOS AVANCES EN TERAPIA GÉNICA
4. NUEVAS ESTRATEGIAS DE TERAPIA BASADAS EN LA REPARACIÓN DEL ARN

1.- SECUENCIACIÓN MASIVA. APLICACIÓN AL DIAGNÓSTICO GENÉTICO Y LA IDENTIFICACIÓN DE NUEVOS GENES.

Se han presentado muchos trabajos realizados en centros de investigación muy diversos que utilizan la estrategia de secuenciación masiva (NGS) para identificar el gen y la mutación responsable de múltiples enfermedades genéticas oculares, de fenotipo bien caracterizado. La resolución diagnóstica de esta técnica innovadora depende de si el análisis se realiza en casos familiares o esporádicos, y si la secuenciación está dirigida a genes concretos, al exoma, o a todo el genoma. Y además para el éxito final, es muy importante un buen soporte bioinformático y equipo de expertos.

Como resultados a destacar mediante el uso de NGS ya se han identificado 4 nuevos genes de RP y muchas mutaciones nuevas en genes conocidos. Esta estrategia revoluciona el diagnóstico genético porque permite analizar simultáneamente todos los posibles candidatos, conocidos o no, tanto en familias como en casos aislados, a unos costes cada vez más reducidos y con mayor fiabilidad. Sin duda es la estrategia del futuro para el diagnóstico molecular de cualquier tipo de patología hereditaria, tanto si afecta la visión como cualquier otro órgano.

2. IDENTIFICACIÓN DE MARCADORES GENÉTICOS DE RIESGO PARA ENFERMEDADES FRECUENTES COMO EL GLAUCOMA, LA DMAE, Y LA RETINOPATÍA DIABÉTICA.

Se han presentado varios estudios interesantes que abordaban la identificación de marcadores genéticos, tipo SNP, localizados en todo el genoma (GWAS, Genome Wide Association Analysis) para predecir el riesgo genético. Sólo los estudios que analizan un número muy elevado de pacientes y controles han producido resultados fiables. Como ejemplo de este requisito, el análisis de 1500 pacientes Australianos afectos de retinopatía diabética, identifica tan sólo una única variante genética con consistencia estadística. De forma similar, otro estudio en Japón para determinar variantes asociadas con Glaucoma Primario de Ángulo Abierto (POAG) en 1200 pacientes, acaba también con un único locus. Como contrapunto positivo, un análisis GWAS multicéntrico para encontrar las variantes genéticas implicadas en la DMAE, que ha implicado a 18 países (entre los que no se encuentra España), 30 centros y 77.000 genomas (17.000 pacientes y 60.000 controles) ha obtenido una asociación robusta con variantes de 19 genes. Entre ellos, sobresalen varios genes de la vía del complemento y otros implicados en la angiogénesis. A pesar de que los resultados son positivos y consistentes, la contribución de cada una de las variantes genéticas identificadas, es pequeña.

3. NUEVOS AVANCES EN TERAPIA GÉNICA

Actualmente, se están llevando a cabo 5 ensayos de terapia génica ocular en humanos para tratar la Amaurosis Congénita de Leber: 3 en Estados Unidos, 1 en el Reino Unido y otro en Japón, con 40 pacientes en total. Además, se están desarrollando ensayos de terapia génica para otras enfermedades oculares, como la coroidoremia. En relación a la terapia de LCA los ensayos están ya en fase clínica I/II, fases en las que se evalúa principalmente la seguridad del tratamiento y también su posible eficacia. Hasta el momento, para introducir el gen terapéutico se han utilizado virus adenoasociados (AAV). Estos AAV terapéuticos se introducen por inyección subretinal en la fóvea o en la región parafoveal. Tal y como relatan todos los pacientes tratados, han mejorado en su capacidad visual, incluso a las dos semanas del inicio de la terapia. Los tests oftalmológicos muestran que en la mayoría de los casos hay una ampliación del campo visual, y un mejor rendimiento en los tests de movimiento con obstáculos, pero sin cambios substanciales en la agudeza visual ni en los electroretinogramas. Según los resultados que han sido recogidos durante estos últimos 5 años, esta mejora es estable. En algún caso esporádico, la cirugía subretinal ha causado un desprendimiento de retina.

Se está trabajando muy intensamente para desarrollar tratamientos menos agresivos para la retina, como la inyección intravítrea de los AAV terapéuticos. Para ello, los AAV están siendo manipulados genéticamente para que puedan franquear la membrana limitante y atravesar las capas celulares de la retina, hasta llegar a sus células diana: el epitelio pigmentario o los fotoreceptores. Los resultados presentados en este sentido, en ensayos en modelos animales como el ratón, el cerdo y primates no humanos, son extremadamente prometedores y abren nuevas perspectivas en un futuro cercano..

Además, se estudian otras vías alternativas, no relacionadas con virus y por tanto más inocuas, para transferir los genes terapéuticos a las células diana, por ejemplo, mediante el uso de nanopartículas. Estas nanopartículas están formadas por péptidos que por atracción eléctrica, atrapan el ADN terapéutico, empaquetándolo formando unas “pastillas” de proteína+gen terapéutico, fáciles de incorporar por las células y sin toxicidad aparente. Esta terapia parece ser estable en la retina, y actualmente se analiza su eficiencia para corregir el defecto genético causante de distrofias de retina, de momento sólo en modelos animales.

Respecto a la posible terapia con el micro-chip de retina sintética y por comparación con las terapias génicas anteriores, quedó claro que sólo se debería utilizar cuando se ha producido una pérdida muy severa de visión (RP y AMD), debido a una pérdida masiva de fotoreceptores. Hay que considerar que requiere de una cirugía compleja, ya que es necesario implantar el chip en la región interna de la retina, con la inclinación y posición adecuadas, en la capa superior de las células horizontales. Además, hay que evaluar su biocompatibilidad y bioestabilidad, teniendo en cuenta que la prótesis requiere un cable de unión entre la retina y la zona cortical visual del cerebro. Por esta razón, en 9 de 15 pacientes, se ha tenido que retirar la prótesis. Sin embargo, en algunos de los pacientes se ha observado una mejora en la visualización de luces, sombras, objetos de gran tamaño, y algunas letras y figuras de 8-10 cm en blanco sobre fondo negro y sin elementos cercanos que puedan distorsionar la visión.

También se está avanzando en tratamientos farmacológicos convencionales dirigidos a subgrupos de pacientes que están bien caracterizados a nivel genético-molecular. En concreto, en los casos en que el gen causal está implicado en una vía metabólica o de control celular, se puede diseñar una terapia medicamentosa efectiva. En este contexto se han presentado resultados muy interesantes de una terapia oral basada en un derivado del 9-cis-retinoide (patente QLT091001), para el tratamiento de afectos de LCA y RP con mutaciones en RPE65 y LRAT. El compuesto terapéutico permite la regeneración del pigmento visual, defectiva en estos pacientes. Hay que tener en cuenta que algunas de estas mutaciones son tan severas como para afectar a niños en edad temprana, con una elevada pérdida de visión. En el caso de la LCA, hay heterogeneidad genética y más de 16 genes pueden causar la enfermedad, con una prevalencia de 1:80.000 individuos. Aproximadamente un 10% de los casos de LCA tienen mutaciones en alguno de estos dos genes, pero hay que tener en cuenta que no todos los pacientes han sido diagnósticados a nivel genético, por lo que actualmente se calcula que entre 1000-2000 pacientes podrían beneficiarse de este tratamiento. Este número de beneficiarios se podría incrementar cuando se hayan diagnosticado genéticamente más casos. Además hay que destacar que este tipo de terapia es específica de gen y podría ser contraproducente en pacientes con mutaciones en otros genes. Los resultados preliminares son muy prometedores, ya que se observa un incremento significativo del campo visual, más efectivo en pacientes con una enfermedad muy severa o avanzada, aunque no se observa incremento de la agudeza visual. Si se comprueba que los efectos secundarios del tratamiento son mínimos, se convertiría en el tratamiento de elección en pacientes con mutaciones en estos dos genes, debido a su bajo coste y su administración vía oral. Todo lo cuál redunda en la necesidad de un buen diagnóstico genético-molecular del paciente con el que abordar de forma personalizada el mejor método de intervención terapéutica en el futuro, sea terapia génica o medicamentosa.

4. NUEVAS ESTRATEGIAS DE TERAPIA BASADAS EN LA REPARACIÓN DEL ARN

Uno de los campos de investigación molecular más novedosos para futuros tratamientos de terapia génica aborda la corrección de mutaciones, pero en lugar de hacerlo directamente sobre el gen, se actúa sobre el ARN modificando el proceso de maduración (splicing). Las primeras pruebas se han realizado como ensayos modelo tanto en células en cultivo como en animales que contienen la mutación humana. Están en marcha ensayos de este tipo de terapia génica en pacientes afectos de patologías no oculares (p. ej. la distrofia muscular de Duchenne), y se han obtenido resultados exitosos. Se hipotetiza, por tanto, una rápida adaptación de esta estrategia para el tratamiento de patologías genéticas de la visión.

Como ejemplo de lo anterior, el gen mayoritario de LCA es CEP290, y la mutación más prevalente (hasta el 10% de todos los casos descritos) genera un exón críptico que podría ser corregido mediante la estrategia de corrección del ARN. El tránscrito que se sintetiza a partir del alelo mutante contiene un exón con un codón STOP prematuro que produce una proteína truncada. El diseño terapéutico previsto se basa en un oligonucleótido antisentido que al unirse al ARN, “hace invisible” una de las regiones necesarias para su maduración, consiguiendo que el exón que contiene este defecto no sea incorporado al tránscrito maduro final, y por tanto, corrige la mutación genética. Se han desarrollado ya vectores AAV terapéuticos para probarlos vía inyección subretinal en ratón. En un futuro próximo, y si los resultados continúan siendo positivos, se probará en humanos. Hay que tener en cuenta que aunque los ERG se ven muy afectados por mutaciones en este gen, los fotorreceptores continúan sobreviviendo con lo que una terapia de rescate es plausible.

Una terapia parecida se ha aplicado a un ratón portador de una mutación en el gen USH2A. Los resultados parecen muy prometedores. Además, hay que remarcar que se trata de un tratamiento sistémico (única inyección vía intravenosa del oligonucleótido antisentido) a ratones que ya han nacido, causa la corrección de la maduración del ARN en los órganos afectados (oído y retina). Se observa la regeneración de la producción de cilios en la cóclea, con lo que hay un buen rescate del sentido auditivo. Hay que tener en cuenta que estas terapias son muy específicas de mutación, pero que pueden ser más eficaces, menos costosas y con menos efectos secundarios que otras terapias más generales.

En resumen, en este congreso se han presentado avances conceptuales importantes y metodologías revolucionarias para el diagnóstico molecular y la terapia génica de muchas patologías oculares hereditarias. Existe ya una sólida y amplia base de conocimientos, que se incrementa de forma rápida y progresiva como observamos anualmente en ARVO, y que sin duda redundará en beneficio de los pacientes.

.

Investigadores españoles crean unas gafas de RA para discapacitados visuales

30.05.2012, EuropaPress

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid han desarrollado unas gafas de realidad aumentada para ayudar a personas con discapacidad visual moderada a moverse por su entorno.

El profesor del departamento de Tecnología Electrónica del centro Ricardo Vergaz Benito define el proyecto como “una ayuda técnica para personas con discapacidad visual”. Consiste en proporcionarle a una persona la manera de detectar todo cuanto se mueva en su entorno, aunque sufra de una pérdida de visión notable.

“Esta ayuda está pensada mayoritariamente para personas con discapacidad visual derivada de problemas en la retina”, explicaba Vergaz Benito. La tecnología será testada en pacientes reales en el Instituto de Oftalmobiología Aplicada (ioba) de la Universidad de Valladolid.

El prototipo final se ha desarrollado sobre el soporte de un dispositivo HMD (Head Mounted Display), un casco de realidad virtual que integra dos cámaras y que está acoplado a un pequeño ordenador que procesa todas las imágenes que le llegan. Esto obliga al usuario a llevar el equipo en una mochila, aunque no resulta descabellado pensar que el dispositivo evolucione y utilice un ordenador más pequeño, que incluso podría ir integrado en las propias gafas.

El sistema determina la distancia y los contornos de los objetos y se lo comunica al usuario en tiempo real mediante dos micropantallas, resaltando la silueta de los elementos de la escena y variando el color en función de la distancia.

En palabras de Vergaz Benito, el objetivo ha sido “desarrollar un algoritmo propio que permite distinguir los contornos de los objetos y además da una información de profundidad”.
RESULTADOS A FINALES DE AÑO

Según pronostica Ricardo Vergaz, “el IOBA nos contará sus resultados a finales de este año tras probarlo con una muestra de población representativa de los pacientes que podrían utilizar el dispositivo, lo que nos permitirá valorar el éxito y validez de su funcionamiento y mejorarlo”.

La aplicación se ha realizado según el marco del Proyecto de Ayudas Técnicas Integradas para Discapacidades visuales, Transportables y Accesibles (ATIDivisTA), en la convocatoria de ayudas para la consolidación de grupos de investigación con jóvenes investigadores de la Comunidad de Madrid.

En este proyecto, junto a Vergaz Benito, han participado el profesor doctor Juan Carlos Torres y el ingeniero industrial Carlos Barranco. Este grupo de investigadores también está desarrollando otra futura solución tecnológica: una lupa virtual que permite al usuario facilitar la lectura y evitar perder la referencia textual.

Este sistema podría resultar de gran utilidad a personas con alguna enfermedad que afecte a la visión central clara, la necesaria para actividades en las que hay que ver directamente hacia delante como la lectura, la costura y el conducir.

URL: www.europapress.es/portaltic/gadgets/noticia-investigadores-espanoles-crean-gafas-ra-discapacitados-visuales-20120530140634.html

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE