Print Friendly, PDF & Email

Descubren un mecanismo de regulación clave en las células madre de la retina

Madrid, 21/10/2008

La identificación de células madre retinales adultas ha abierto la posibilidad de que puedan ser utilizadas para reemplazar las células perdidas o dañadas en enfermedades como el glaucoma, la degeneración macular o la retinitis pigmentosa.

Madrid (21/10/08).- Investigadores de los Institutos de Investigación de la Salud Canadienses en Montreal han descubierto un nuevo mecanismo que regula cómo las células madre de la retina generan el tipo celular apropiado en el momento adecuado durante el desarrollo normal. Estos descubrimientos, que se publican en la revista Neuron, podrían influir en el desarrollo de futuras terapias celulares de sustitución para enfermedades genéticas de los ojos causantes de ceguera.

Los investigadores muestran que el gen llamado Ikaros se expresa en la mayoría de células madre retinales inmaduras de modelos experimentales, que pueden generar los siete tipos de células que componen la retina. Pero este gen no se expresa en las células madre de más edad, que están más restringidas en su posible diferenciación y producen sólo las neuronas de después del nacimiento.

Los autores del estudio mostraron que forzando la expresión de Ikaros en las células madre retinales de más edad, que normalmente tienen desactivada su expresión, era suficiente para que estas células recuperaran la capacidad para generar neuronas capaces de dar lugar a todos los tipos de células.

Según los autores, los resultados indican que la expresión de Ikaros en las células madre retinales es necesaria y suficiente para conferir la capacidad de generar neuronas retinales en sus fases iniciales.

Para que estas células puedan algún día ser utilizadas para reemplazar las células perdidas o dañadas en enfermedades de la retina es crucial que las células madre generen sólo el tipo celular apropiado para un trastorno concreto.

El estudio sugiere que podría manipularse la capacidad de las células madre retinales para que sólo generen las células retinales asociadas a una fase temporal en particular. Así, según señala Michael Cayouette, director del estudio, "la desactivación de Ikaros podría favorecer la producción de neuronas de desarrollo tardío como los fotorreceptores, que se pierden de forma progresiva en enfermedades degenerativas de la retina".

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE