Artxiboa: martxoa, 2013

Dispositivo de video ayudaría a discapacitados visuales

26.03.2013, SciDev Net

Un dispositivo que convierte las imágenes del mundo real en píxeles podría mejorar la visión de las personas con discapacidad visual que usan implantes para restaurar parcialmente su visión, sugiere el primer estudio para mejorar la baja resolución de los implantes retinales.

El dispositivo fue desarrollado por investigadores de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos. Según ellos, la visión pixelada podría facilitar ciertas tareas a los discapacitados visuales, como desplazarse, planear rutas y encontrar objetos.

Para el estudio, publicado en el Journal of Neural Engineering este mes (1 de marzo), se equipó a 19 sujetos sanos con un monitor que fue colocado en sus cabezas. Una cámara de video recolectaba las imágenes del mundo real desde la visión de cada participante, las mismas que eran convertidas a píxeles mediante un algoritmo matemático y mostradas a continuación en la pantalla del monitor en frente del sujeto.
Los algoritmos de procesamiento de imágenes que producen los pixeles usaron intensidad, saturación e información a partir de las imágenes de la cámara para destacar las cinco partes más importantes o sobresalientes de la imagen.

Los participantes realizaron tres tareas: caminar por una senda con obstáculos, encontrar objetos en una mesa y buscar un objetivo concreto en un entorno recargado.

“Hasta el momento, los implantes retinales todavía son de baja resolución. Creemos que nuestro algoritmo los mejorará al proporcionar al usuario más información cuando busca un objeto específico”, señala a SciDev.Net James Weiland, autor principal y profesor asociado de oftalmología e ingeniería biomédica de la universidad.

La investigación con implantes retinales para personas con enfermedades visuales irreversibles sigue en curso. Actualmente, el Sistema de Prótesis Retinal Argus II, aprobado por la Unión Europea hace dos años y por Estados Unidos el mes pasado, es el único dispositivo en el mundo destinado a restaurar algunas funciones del ojo en las personas ciegas.

Weiland explica que los implantes retinales permiten a las personas “detectar el movimiento y objetos grandes y mejorar su orientación cuando caminan. En la mayoría de casos, también les permite leer letras grandes”

Los algoritmos de procesamiento de imágenes se pueden usar para mejorar el rendimiento de los implantes y proporcionar más confianza a los pacientes cuando realizan tareas, especialmente en ambientes nuevos, añade.

El próximo paso es crear una computadora portátil para llevar a cabo el procesamiento de imágenes, indica Weiland.

Él cree que los teléfonos inteligentes y otros dispositivos para personas ciegas y sordas cumplen un papel importante para hacer que la tecnología sea más inclusiva. Y afirma que esto no siempre tiene que ser complicado. “Una sencilla pieza de software en un celular puede ser una herramienta de bajo costo que brinde algún tipo de ayuda a los ciegos”, explica. Estosería particularmente útil en los países en desarrollo.

Weiland añade: “los teléfonos con Braille son una posibilidad, pero muchos teléfonos ya cuentan con un modo de ‘accesibilidad’ que permite a los usuarios ciegos escuchar qué icono deben tocar, así que ya hay cierta disponibilidad”.

Guillermo Reátegui, especialista en retina, vítreo y mácula de la clínica Anglo-Americana de Lima, Perú, afirma que “este ensayo es parte de estudios mucho más amplios para tratar de mejorar la visión de los pacientes… y abre una ventana para los pacientes con discapacidad visual que requieren implantes de retina. Me parece un importante paso adelante, que debe ser acompañado por nuevos desarrollos tecnológicos, e incluso quirúrgicos”, precisa.

Enlace al resumen (el documento completo estará disponible hasta fines de marzo creando una cuenta).

URL: www.scidev.net/es/new-technologies/news/dispositivo-de-video-ayudar-a-a-discapacitados-visuales-.html

Un polímero fotovoltaico permite ver luz a retinas dañadas

25.03.2013, Technology Review

Un equipo de neurocientíficos y científicos de los materiales ha demostrado que un polímero fotovoltaico puede devolver a las retinas lesionadas la capacidad de detectar la luz, lo que ofrece la esperanza de conseguir una forma sencilla de devolver la visión a muchas personas con enfermedades degenerativas oculares.

Las personas con retinosis pigmentaria y algunas variedades de degeneración macular pierden la vista porque sus células fotorreceptoras -los bastones y conos que detectan la luz en sus retinas- dejan de funcionar o mueren. El nuevo trabajo, llevado a cabo por científicos del Instituto Italiano de Tecnología en Génova y publicado la semana pasada en la revista Nature Photonics, sugiere que incorporar el polímero orgánico a las retinas de pacientes con estas condiciones podría servir para resolver este problema en el futuro. El polímero, que convierte la luz en estimulación eléctrica, no requiere una fuente de energía, como es el caso de otras prótesis de retina artificial.

Otros grupos han desarrollado implantes de retina, series de electrodos que suplen la función de las células que faltan (ver “Un microchip para recuperar visión” y “Una prótesis que devuelve visión a las personas ciegas, aprobada en Estados Unidos”). Pero estos sistemas ofrecen una resolución limitada y dependen de rígidos microchips que no se pueden adaptar a la curvatura del interior del ojo.

“Ni siquiera un fino chip de silicio es plegable, así que un polímero orgánico podría ser la próxima generación de potenciales prótesis de retina capaces de permitir una cobertura mayor de la retina porque se pueden doblar”, afirma Stephen Rose, director de investigación en la organización sin ánimo de lucro Fundación Luchando contra la Ceguera.

Los investigadores italianos, dirigidos por el neurocientífico Fabio Benfenati y el científico de los materiales Guglielmo Lanzani, empezaron con lo que Benfati denomina “una locura”: “intentar cultivar neuronas encima de estos polímeros fotovoltaicos y ver si la iluminación del polímero era capaz de excitar las neuronas”. Como informaron él y sus coautores en 2011, esto era posible.

En el nuevo estudio, las retinas lesionadas se colocaron sobre un trozo de cristal cubierto por el polímero. Benfati y sus compañeros registraron la actividad eléctrica de las neuronas restantes en la retina que normalmente enviarían axones al cerebro en respuesta a la luz. Al enfocar el montaje con una luz descubrieron actividad neuronal parecida a la que se observaría en una retina sin lesiones. Su hipótesis es que cuando el polímero está expuesto a la luz, se acumulan cargas negativas sobre su superficie; estas cargas negativas quitan las cargas positivas del exterior de la neurona, provocando que se dispare.

Las retinas colocadas sobre el cristal cubierto de polímero respondieron a niveles de luminosidad equivalentes a la luz diurna, lo que significa que la tecnología “tiene el potencial para los implantes de retina”, explica Benfati. Sin embargo, el polímero no respondió a toda la gama de sombras y luminosidad que pueden manejar los fotorreceptores normales. Los autores sugieren que las próximas generaciones de la película podrían ser capaces de hacerlo, Mientras tanto, han empezado a ensayar implantes cubiertos de polímero en ratas con retinosis pigmentaria.

URL: www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=42717

Unas gafas para invidente traducen el mundo visual a sonidos

25.03.2013, Proporcionado por Zuriñe de Anzola

Una spin-off del Centro de Investigación de Tecnologías Gráficas de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV),Grupo EYE2021, está desarrollando unas gafas de realidad aumentada para invidentes. Su principal función es traducir a sonidos el mapa tridimensional de lo que tienen delante para que el usuario pueda navegar con mayor facilidad por su entorno.
Las gafas, denominadas EYE21, cuentan con unas microcámaras que registran lo hay frente al usuario —personas, paredes, columnas— y lo traducen a sonidos. «Lo que hacen estas gafas es convertir las tres dimensiones en sonido», asegura Guillermo Peris, director y promotor de la idae. Su tecnología está inspirada en la ecolocalización, el sistema que permite a murciélagos, delfines y otros mamíferos desplazarse y cazar.
«Lo que nosotros ofrecemos es un sistema amplificador de la ecolocalización», afirma Peris. Para explicar el funcionamiento de sus gafas pone un ejemplo. «Cuando llueve, tu oyes como las gotas chocan contra el suelo, y gracias a esos sonidos eres capaz de crear una superficie —el suelo— en tu cerebro». Las EYE21 toman imágenes tridimensionales y las convierten en ‘clics’ que permiten a los usuarios saber qué tienen delante. Estos sonidos, dice el responsable del proyecto, van por un canal distinto al de la voz hablada, por lo que no interfieren con las conversaciones. Aun así, reconoce, «los milagros no existen», y sentencia que no son un sustituto, sino «un complemento del bastón». «Pueden identificar que vienen cinco personas de frente, y donde está el hueco», explica, pero pasar por alto una alcantarilla sin tapa si el usuario no la ‘mira’.
Aunque ya están desarrollando la tercera versión de las gafas —la que saldrá a la venta—, Peris asegura que están buscando financiación para poder fabricarlas y distribuirlas de manera comercial. «Esperamos que sea antes de finales de 2013», dice. Su comercialización se llevará a cabo a través de internet y de otros servicios especializados.

Rconocimiento facial y videollamada.
Las EYE21 cuentan, además de con el sistema de ‘ecolocalización’, con otras funciones para hacer más fácil la vida de los invidentes. Incorporan tecnología de reconocimiento facial, para que el usuario pueda saber a quién tiene delante, y de identificación de objetos para facilitar su búsqueda en caso de despiste.
Incluso cuentan con la posibilidad de realizar videollamadas que permitan al interlocutor ver lo que tiene delante el usuario, y guiarlo en tareas difíciles, o simplemente cuando se encuentra en un lugar desconocido. También incorpora un módulo de reconocimiento de texto que puede leer al usuario los caracteres que tenga delante.
La autonomía de las gafas, que contarán con «un procesador muy potente», se sitúa entre las 6 y las 8 horas. Los ‘clics’ y el resto de sonidos se transmiten al usuario a través de auriculares.
Además de las funciones que ya incorporan, Peris asegura que quieren facilitar que terceras personas desarrollen software para las gafas, que permita incorporarles nuevas capacidades.
Entre los futuros proyectos de Grupo EYE2021, que en un par de años ya ha recibido cinco premios por su idea, está el desarrollo de unas gafas de realidad aumentada pensadas para personas con baja visión, que les permitan desenvolverse con mayor soltura.

Fuente: http://www.diariovasco.com/innova/internet/20130325/eye21-gafas-invidentes-201303251808-rc.html

Lanzan los primeros smartphones para mayores y personas de visión reducida

22.03.2013 Diario Vasco, proporcionado por Zuriñe de Anzola

KAPSYS, compañía francesa especializada en movilidad y dispositivos de comunicaciones inalámbricas para mayores y personas con discapacidad visual, lanzará en el Mobile World Congress, que se celebra la próxima semana en Barcelona, dos smartphones basados en Android y diseñados para personas con necesidades específicas: SmartConnect, con pantalla táctil y teclado diseñados para los mayores y SmartVision, el primer teléfono inteligente adaptado a la visión pobre.
Diseñado para ser fácil de aprender y usar, SmartConnect combina una pantalla táctil de 3,5 pulgadas, un teclado y una interfaz de voz avanzada. Dirigido de forma específica a los mayores, SmartConnect ofrece un menú de listado sencillo y fácil de leer, con iconos grandes y con el respaldo de un modo de ayuda con reconocimiento de voz y texto a voz.

Además, este teléfono permite que cualquier persona autorizada pueda configurar o reconfigurar de forma remota el ‘smartphone’ y cuenta con un botón de llamada de emergencia que envía automáticamente la dirección.

La compañía francesa también ha anunciado el primer ‘smartphone’ del mundo dedicado a personas con problemas de visión. SmartVision dispone de una interfaz de usuario híbrida y sencilla de utilizar, que puede controlarse por medio de una pantalla táctil, un teclado integrado o una interfaz de voz que reacciona al lenguaje natural.

Pero la innovación no se detiene aquí. SmartVision integra, además, varias aplicaciones destinadas a ayudar a las personas con poca visión en las tareas del día a día: video amplificado con óptica deslizante, reconocimiento óptico de carácter y de color o identificación de objetos usando las etiquetas NFC.

“Los ‘smartphones’ ocupan un lugar cada vez mayor en nuestras vidas. Son herramientas increíbles para estar conectado con nuestro entorno, informado y conseguir ayuda o entretenimiento”, explicó Aram Hekimian, consejero delegado de Kapsys. “Con SmartConnect y Smartvision, hemos puesto en marcha el reto de desplegar una nueva experiencia de Smartphone, para los mayores, por medio de una interfaz de diseño completamente renovado, y para que personas con visión pobre disfruten de un ‘smartphone’ diseñado específicamente para hacer que sus vidas diarias sean más cómodas”.

Crean un implante de polímero que repara la retina

17.03.2013, RT Actualidad

Actualmente los científicos tratan de crear un equivalente de la retina, ya que son frecuentes las enfermedades de ese tejido sensible del ojo, a veces complicadas de curar. Para avanzar en ese ámbito últimamente los biólogos experimentan con células madre, mientras los biofísicos tratan de adaptar varios dispositivos electrónicos. Sin embargo, hasta ahora ninguno de estos intentos ha terminado con cierto éxito.

Un grupo de biotecnólogos dirigido por Fabio Benfenati del Instituto Italiano de Tecnología de Génova ha experimentado con muestras de politiofeno y finalmente desarrolló el primer implante de retina hecho totalmente de ese polímero. Según los expertos, esta sustancia es un buen conductor de la corriente, así que se utiliza mucho en la fabricación de pantallas OLED (diodo orgánico de emisión de luz) y otros aparatos electrónicos.

Durante sus experimentos Benfenati y sus colegas notaron que las muestras delgadas de politiofeno por sí mismo respondían a la luz, produciendo pequeños impulsos de electricidad. Entonces los autores estudiaron las propiedades de ese polímero y lo modificaron hasta el punto de que la corriente que se generaba fuera compatible con las células nerviosas de la retina. Después de haber creado unas muestras de ese politiofeno, los científicos lo pegaron con una parte de la retina de una rata.

El experimento se completó con éxito: las células nerviosas de la retina producían pulsos y trataron de transmitirlos justo en los momentos en que el polímero tomaba los rayos de luz.

Como señalan los investigadores, el sustrato de polímero no irrita las células nerviosas y no produce exceso de corriente y calor, por lo que podrá reemplazar en el futuro próximo los conos y bastones dañados de la retina. Además, esa innovación puede utilizarse para la fotoestimulación de otras neuronas durante algunos experimentos neurofisiológicos, advierten los científicos en su artículo publicado en la revista Nature Photonics.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/89301-implante-polimero-ojo-retina-medicina

URL: actualidad.rt.com/ciencias/view/89301-implante-polimero-ojo-retina-medicina

Implante artificial de retina

12.03.2013, operacionojos.com

En Estados Unidos acaban de aprobar la utilización del primer implante artificial de retina, algo que ya se hizo en Europa hace un par de años. Este dispositivo replica algunas de las funciones de la retina, permitiendo que el paciente recupere la visión cuando sufre retinitis pigmentosa, una grave enfermedad degenerativa.

Este nuevo implante artificial de retina ha sido desarrollado por la empresa privada Second Sight, con sede en California, y lo han bautizado como Argus II. Como vemos en la imagen de arriba, aparte del implante ocular, se incluyen unas gafas especiales que incorporan una cámara y una unidad que procesa el video que ésta captura.

El funcionamiento de este nuevo implante artificial de retina es relativamente sencillo de explicar, pero sin duda muy complejo de desarrollar (14 años han invertido), ya que remplaza funciones naturales como la sensibilidad a la luz que tienen células de la retina y la posterior “traducción” a impulsos eléctricos para que la información llegue al cerebro.

La idea es que la cámara capture la imagen que tenemos ante nosotros, luego la unidad procese el vídeo y lo transforme en señales, que son transmitidas mediante ondas al implante que tenemos dentro del ojo, el cual crea impulsos eléctricos que viajan a través del nervio óptico hasta el cerebro.

El resultado no es una visión normal, pero sin duda ayuda al paciente en el día a día, ya que puede localizar objetos e incluso reconocer letras y formas de gran tamaño, lo que permite mejorar la calidad de vida de aquellas personas que no han nacido ciegas y que les cuesta mucho adaptarse a una vida sin visión.

Retina y retinitis pigmentosa

Como vemos en la imagen de la anatomía interior del ojo, la retina es una fina capa situada en el fondo del ojo, sobre ella se debe formar una imagen nítida, de manera que las células puedan transmitir la información al cerebro de forma correcta, mediante señales eléctricas, que viajan por el nervio óptico hasta nuestro cerebro.

El problema que ocasiona la retinitis pigmentosa es que poco a poco va destruyendo las células fotoreceptoras, de manera que la retina no es capaz de percibir la luz y por tanto no puede transmitir información al nervio óptico.

Lo malo del Argus II es su elevado coste y el hecho de que se destine a casos avanzados, lo que hace que pocas personas finalmente se vayan a beneficiar de esta nueva tecnología, por hacernos una idea, en Estados Unidos estiman que hay unas 100.000 personas con retinitis pigmentosa, pues al parecer calculan que solo unas 4000 personas al año podrán hacerse con el Argus II.

URL: www.operacionojos.com/enfermedades-ojos/implante-artificial-de-retina/

Charla informativa de Biodonostia 2013

02/03/2013
El pasado sábado 2 de marzo la oftalmóloga Cristina Irigoyen y el estudiante de predoctorado Ander Anasagasti, ambos miembro del equipo de investigación del proyecto de investigación en Retinosis Pigmentaria que está llevando a cabo el Instituto Biodonostia,  dieron una charla para informar a los participantes en el estudio sobre los resultados obtenidos en el 2012 y el trabajo previsto para este año.

Asimismo, la doctora Irigoyen nos explicó de forma sencilla y accesible los pilares básicos de la herencia genética, lo cual ayudó a todos a comprender mejor nuestro diagnóstico y/o consejo genético.

.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE