Print Friendly, PDF & Email

La belleza de lo infinitesimal

El Mundo, 02.11.2010

Utiliza la fotografía como herramienta sobre enfermedades degenerativas de la retina. Sin embargo, la belleza y la precisión técnica de las imágenes captadas por Nicolás Cuenca, científico de la Universidad de Alicante, le han valido este año dos nuevos primeros premios de fotografía científica, galardones que acumula a una larga serie en esta actividad.

Nicolás Cuenca, profesor de Biología Celular y director del grupo de investigación de Neurobiología del Sistema Visual, ha sido distinguido con los premios de “Mejor imagen científica del año”, de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM), y con el de Vision Research del European Vision Institute, ambos concedidos al unísono con
Laura Fernandez Sánchez, también investigadora de la UA.

Este galardón internacional se añade al que ya obtuvo individualmente de este mismo instituto en la edición de sus premios de 2009. En total, y desde 2004 ha sido premiado en ocho ocasiones, en algunas con dos premios de distinta categoría dentro de la misma convocatoria. El más destacado fue en 2008 el que conceden conjuntamente la National Science
Fundation y la prestigiosa revista Science.

Estos galardones se suman a otros nacionales e internacionales no relacionados con la fotografía, concedidos por relevantes trabajos científicos realizados por Nicolás Cuenca.

\’No son un fin, sino un medio de investigación\’

Explica este profesor del departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la UA que las fotografías que realiza no son un fin en sí mismas, sino un medio para desarrollar sus *investigaciones sobre enfermedades degenerativas de la retina, especialmente la retinosis pigmentaria, para lo cual utiliza animales de laboratorio que padecen una dolencia de características similares a ésta del ser humano.

Tales investigaciones se llevan a cabo tambien dentro de de las red de investigación en oftalmología denominada Retics, del Instituto de Salud Carlos III, del Ministerio de Ciencia. La retinosis pigmentaria, de origen genético, se inicia en niños o personas jóvenes y la enfermedad avanza lentamente haciendo perder visión nocturna y campo visual hasta desembocar en la ceguera.

Las fotografías permiten hacer un seguimiento de la degeneración del tejido afectado.

Aparte de su valor científico, las imágenes tienen un valor estético que las hace merecedoras de los galardones o de ocupar portadas de publicaciones científicas y de exposiciones.

Este investigador las realiza con microscopía de alta precisión denominada confocal, que utiliza iluminación láser y permite general imágenes de alta calidad.

Estas fotos se toman en los servicios técnicos de microscopía de la propia UA, a partir de muestras preparadas por los investigadores.

URL: www.elmundo.es/elmundo/2010/11/02/alicante/1288696835.html

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Tamaño de fuente
CONTRASTE