Print Friendly, PDF & Email

Museo Cristóbal Balenciaga y el Colmenar de Iturraran Parketxea

22.03.2012

Ayer, miércoles 21 de marzo, realizamos una excursión con el objetivo de visitar el Museo Cristóbal Balenciaga y el Colmenar de Iturraran Parketxea, en el Parque Natural de Pagoeta.
 Acompañados de un día lluvioso, un grupo formado por 18 personas pudimos visitar la colección expuesta en el Museo gracias al aumento de la iluminación de las seis salas que completan el recorrido. El museo reforzó por unas horas la iluminación de la colección permanente que habitualmente se encuentra sometida a unos exigentes requisitos técnicos de conservación con el objeto de minimizar el deterioro causado en las piezas por diversos agentes externos como la luz, la humedad o la temperatura. Nos dividimos en dos grupos que gracias a dos magníficas guías consiguieron adentrarnos en el mundo de la alta costura parisina de la cual Cristóbal Balenciaga fue un exitoso diseñador que cautivó tanto por sus diseños con indumentaria tradicional e histórica española, con exclusivos bordados en espectaculares modelos de noche, como por la practicidad que aplicaba a la ropa de día con el objetivo de resultar especialmente cómoda y práctica para la mujer. Tuvimos ocasión de apreciar desde el traje de novia de Fabiola de Mora y Aragón, nieta de la marquesa de Casa Torres y futura reina de Bélgica hasta vestidos de Grace Kelly. Para terminar la visita pudimos ver sin salir del recinto, la muestra ”La elegancia del dibujo. Crónica de París. Carlos Sáenz de Tejada”. Una colección de más de 300 dibujos de moda a tinta china, acuarelas y guaches de moda realizados por el artista Carlos Sáenz de Tejada desde París en la década de los años 30.
Finalmente tuvimos un merecido almuerzo para reponer las fuerzas tras lo cual nos dirigimos a Iturraran Parketxea, en el Parque Natural de Pagoeta, donde tuvimos ocasión de recibir una pequeña clase acerca del mundo de las abejas, tras lo cual nos dirigimos, in situ, al colmenar. Markel se prestó voluntario para acercarse a ellas para lo cual tuvo que vestirse el atuendo necesario y junto con Mila, nuestra excelente guía nos mostraron la estructura de las colmenas y su organización, siguiendo en vivo y en directo las actividades de las abejas. Para terminar, quien quiso pudo comprar miel y ¡por fin! asomando el sol en el cielo nos dirigimos al autobús para dar el punto final a la excursión.
¡Una vez más el buen humor venció a la inclemencia del tiempo!

    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE