Print Friendly, PDF & Email
Cartel que identifica el reto de Davi con un dibujo de montañas y el lema "no ver, no impide soñar"

“NO VER, NO IMPIDE SOÑAR”

Vitoria-Gasteiz 04.08.21

David Mediavilla, afectado por Retinosis Pigmentaria, correrá sin guía la OCC de Mont-Blanc el 26 de agosto para visibilizar su enfermedad y recaudar fondos para la investigación.

A David Mediavilla le diagnosticaron Retinosis Pigmentaria a los 12 años, enfermedad que le ha llevado a perder gran parte de su campo visual de forma progresiva hasta el momento en que se vio obligado a solicitar una incapacidad laboral.

Tras el amargo trago de tener que dejar de trabajar, el primer reto al que se enfrentó fue asumir sus limitaciones y enfrentarse a la nueva realidad que se le presentaba. Este proceso de duelo duró hasta que descubrió algo que le hizo salir de su encierro y de la depresión y para lo que no se sentía limitado: “Empecé a correr por asfalto, pero pronto lo cambié por la tierra y, casi sin darme cuenta, estaba compitiendo en carreras de montaña” asegura David.

Imagen de David corriendo en una de las etapas del Camino de Santiago en agosto de 2020El pasado año David recorrió con éxito el Camino de Santiago en 14 etapas y lo hizo corriendo una distancia similar a hacer una maratón diaria, para dar visibilidad a su enfermedad.

 

Este año el reto se hace aun más grande, el más importante hasta el momento en la vida deportiva de David: Llegar a meta en la OCC de la Ultra-Trail de Mont-Blanc, 56 km y más de 3500 metros de ascensión acumulada, una de las carreras de montaña más exigentes del mundo. Y lo hará sin guía y con un doble propósito, demostrar que no existen limitaciones para perseguir sus sueños y recaudar fondos para la investigación de las distrofias hereditarias de retina, colaborando con las asociaciones Begisare a través de “Mi grano de arena”.

Esta aventura comenzó con YouTube, descubrió algo que marcaría su vida. Javier Ordieres, un YouTuber que practica trail running, grabó con cámara en mano su experiencia en el ultra-trail de Mont-Blanc y, fue tal la admiración y el sentimiento que despertó en David, que en ese mismo instante supo que el también podría soñar con algún día estar en la cita más importante del trail running mundial.

Con la ayuda de Javier, comenzó un entrenamiento metódico y planificado; tras unos años de mucha dedicación y empeño, se encuentra preparado para acometer su gran aventura. El momento ha llegado y el 26 de agosto de 2021 este sueño acabará convirtiéndose en realidad, pues, como dice David, “aunque me cueste, eso no me impide soñar”.

Colabora con la recaudación de fondos en

Mi grano de arena: «No ver no impide soñar»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Tamaño de fuente
CONTRASTE