5.- ¿Cómo afrontar el diagnóstico?

El paso más importante para vivir positivamente con una DHR es la aceptación.  Es normal que tras recibir el diagnóstico de una enfermedad degenerativa de retina que puede conducir a la ceguera, sientas miedo y confusión. Algunas personas aceptan esta situación con más facilidad que otras, pero la mayoría atraviesan un periodo de tristeza antes de asimilar la noticia. La capacidad de adaptación y la actitud positiva serán claves para determinar el tipo de vida que tú y tu familia llevaréis en el día a día. Conocer a otras personas afectadas y compartir con ellas inquietudes y recursos, es fundamental, y lo puedes conseguir a través de la asociación de pacientes más cercana a tu zona.

En ocasiones puede ser necesaria la atención especializada por un psicólogo o psicóloga.

Tamaño de fuente
CONTRASTE