7.- ¿Cómo puedo proteger mis ojos y preservarlos lo máximo posible?

Está demostrado que la exposición excesiva a la luz solar intensa es dañina para la retina por lo que hay que proteger los ojos de los rayos ultravioleta, la luz azul y el resplandor. La mejor forma de conseguirlo es a través de unos filtros selectivos con protección UV. Te podrán asesorar sobre el que más te conviene en una consulta de baja visión. En días con mucha luminosidad es además recomendable el uso de una visera o sombrero de ala ancha.

Está probado que fumar causa daños irreversibles en la retina, por lo que las personas afectadas deberían evitar el tabaco y los ambientes con humos. Igualmente hay que evitar el consumo de alcohol y otros tóxicos, que a largo plazo son perjudiciales para nuestra salud ocular y general

Una dieta sana y equilibrada rica en frutas y vegetales multicolor y pescados grasos, ricos en omega-3, tiene un efecto antioxidante muy beneficioso para el cuidado de la retina.

Tamaño de fuente
CONTRASTE