8.- Han diagnosticado una DHR a mi hija o a mi hijo, ¿cuándo y cómo se lo digo?

No existe una respuesta correcta a esta pregunta, cada persona es diferente y el abordaje adecuado puede variar en función de su edad y madurez. A pesar de que a menudo consideramos que poseen la percepción y sensatez, cuando existe un problema puede que sólo sean capaces de absorber parte de la información. Como recomendaciones generales:

  • Contesta a sus preguntas con franqueza y de forma positiva.
  • Se breve y simplifica los términos.
  • Ayúdale a asumir la enfermedad, pero sin llegar a la sobreprotección.
  • No permitas que utilice su discapacidad visual como una excusa para no desarrollar plenamente su potencial.
  • Potencia su autoestima permitiendo y animando a que participe en actividades que pueda desarrollar.
  • Informa a su profesorado y su entorno escolar sobre sus dificultades.

Habla de tu experiencia con otros padres y madres que se hayan enfrentado a una situación similar.

Tamaño de fuente
CONTRASTE