Print Friendly, PDF & Email

Utilidades de los smartphones para las personas con discapacidad visual.

Fuente: Retina Navarra

Durante los últimos años, y con el auge de la tecnología móvil, han ido apareciendo dispositivos muy evolucionados que están facilitando el día a día a muchas personas ciegas o con deficiencia visual grave. La llegada de los smartphones -y la incorporación por los propios fabricantes de herramientas de accesibilidad que nos permiten su uso de forma autónoma sin necesidad de ningún pago extra- ha abierto también el universo de las aplicaciones (apps), que se pueden utilizar a un bajo coste o incluso gratuitamente y que presenta para las personas ciegas un horizonte esperanzador.
Hasta el momento, las personas ciegas veníamos cubriendo nuestras necesidades de acceso a la información con dispositivos más o menos tecnológicos, y más o menos costosos, fabricados casi expresamente para nosotros: un escáner y un OCR (reconocedor óptico de caracteres) conectados a un ordenador dotado con un magnificador o revisor de pantalla para leer documentación escrita; un identificador de colores para combinar la ropa; un anotador parlante para tomar notas o leer y editar documentos; etc. Ahora, aunque con matices, puede decirse que, con los smartphones, desaparece la necesidad de disponer, para cada función, de un aparato electrónico o dispositivo específico. Es más, los smartphones y algunas de sus apps nos ofrecen muchas más posibilidades de las que hasta el momento éramos capaces de ver cubiertas con la tecnología a nuestra disposición.
Hacer y recibir llamadas, gestionar todo tipo de mensajería, contactos, calendarios, tomar notas, conectarse a internet o utilizar herramientas multimedia son tareas que todos los usuarios -ciegos o no- realizamos con los smartphones, dado que éstos suelen facilitarnos la tarea. Por un lado, porque las apps suelen ser de uso más sencillo que las propias webs, lo que se evidencia en el uso de redes sociales o en servicios de reserva de billetes, entradas, etc. Y también porque los smartphones incorporan asistentes inteligentes (como Siri), que permiten la búsqueda de información mediante la formulación de una pregunta o una instrucción vocal que el terminal reconoce y gestiona.
Frente a la falta de visiónFrente a la falta de visiónFrente a la falta de visiónFrente a la falta de visión Frente a la falta de visión Frente a la falta de visiónFrente a la falta de visión Frente a la falta de visiónFrente a la falta de visiónFrente a la falta de visiónFrente a la falta de visiónFrente a la falta de visión Frente a la falta de visiónFrente a la falta de visión Frente a la falta de visión Frente a la falta de visión , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía., una revolución en la autonomía. , una revolución en la autonomía.
Pero estos terminales ponen también a nuestra disposición funcionalidades que las personas ciegas necesitamos de forma especial para suplir, de algún modo, nuestra falta de visión. El abanico de posibilidades es muy amplio:
 Aplicaciones que convierten el smartphone en una simple lupa que permite ampliar el tamaño de un texto y verlo en su pantalla (mediante su enfoque con la cámara y un zoom), y otras más sofisticadas que hacen del smartphone una lupa electrónica configurable para que se adapte mejor a las necesidades visuales del usuario.
 Para la medición o control del tiempo y de espacios hay aplicaciones como despertadores, cronómetros, medidores de espacio y volúmenes (como metros electrónicos, niveles, etc.).
 Para ayudar en el vestido e imagen personal existen identificadores de colores, la opción de obtener apoyo o consejo de terceros (aunque no estén presencialmente) mediante videollamada o envío de fotos por mensajería instantánea, etc; asistencia muy útil para personas que viven solas y precisan asesoramiento sobre combinación de ropa, calzado o respecto al estado de su entorno.
 Para la identificación de objetos y productos, se cuenta con herramientas que -mediante una simple fotografía realizada con la cámara del smartphone y enviada al instante a un servidor, a veces apoyado por un equipo de voluntarios conectados- proporcionan respuesta sobre el tipo de producto de que se trata (por ejemplo, el contenido de una lata de conservas, de un tetrabrik, etc.). Algunos servicios ofrecen la posibilidad de acompañar la foto de una pregunta determinada sobre el contenido de la imagen, de modo que los voluntarios o personas conectadas a través de redes sociales den respuesta a la necesidad concreta de la persona ciega. Por ejemplo, si se envía la foto de un espacio abierto, pedir que identifiquen dónde se encuentra exactamente una entrada a un edificio, dónde se localiza una tienda… O si se envía la imagen de una caja de un plato precocinado, solicitar indicaciones sobre preparación que pueden no ser identificables mediante reconocimiento de texto.
Este tipo de aplicativos y la velocidad a la que responden al usuario constituyen una revolución para la autonomía de las personas ciegas al suplir, de algún modo, la falta de visión para ayudarnos a identificar y aportar información sobre cosas que, por nosotros mismos, no podemos conocer sin ayuda de terceros. En cierta manera, es como contar con un asistente -en el momento en el que lo necesitas- para resolver tus dudas.
 También existen apps que leen códigos de barras (con mayor o menor dificultad), aportando información específica del producto, marca, tamaño, etc. Otras identifican códigos bidi que ofrecen información concreta sobre el producto a través de una URL, etc.
 Para la lectura de correspondencia escrita o de cualquier tipo de documentación que llega a nuestro buzón, pueden encontrarse apps que realizan la función de OCR: mediante una simple fotografía del documento, transcriben el texto en voz al instante. Incluso algunas apps permiten la posterior edición de texto en el fichero fotografiado, o su traducción a otros idiomas o al español, si el texto reconocido está en otra lengua. Y todo ello de forma instantánea, pues no es necesario encender el ordenador, colocar el papel en el escáner y abrir el OCR.
 También hay apps que dan acceso a información muy concreta pero de gran interés para las personas ciegas y que, al poder obtenerla con un terminal móvil, está más a mano. Es el caso de aplicativos para la consulta de prospectos de medicamentos, entre otros.
 Para apoyar en la movilidad, existen GPS (más o menos accesibles y/o complejos de usar), además de aplicaciones que simplemente sitúan al usuario en el lugar en el que se encuentra y le permiten enviar las coordenadas a otra persona para que lo localice; y otras que le facilitan buscar desde su ubicación el tipo de tienda o servicio que precise (una farmacia, un cajero, un restaurante, pedir un taxi, etc.).. También se está avanzando en la navegación virtual por mapas para el conocimiento previo de una ruta o de una zona concreta de la ciudad.
 En este mismo ámbito de la movilidad nos encontramos con apps que los Consorcios de Transporte o los Ayuntamientos desarrollan para la utilización de los transportes públicos y que permiten conocer los autobuses que paran en una marquesina concreta (en la que el usuario se encuentra), el tiempo de espera hasta que llegue la línea requerida, las paradas por las que se va pasando, etc.
 Más claro aún es el creciente papel que juegan estos terminales en el ámbito de la cultura y la información: la lectura de noticias se hace mucho más sencilla, al igual que la localización de programas de temáticas de interés o la lectura de libros en diversos formatos.
 La última novedad en el terreno cultural es la incorporación de los smartphones como elemento a través del que recibir la audiodescripción de películas, mediante la descarga de los mensajes que conforman la audiodescripción de un servidor a una app, que posteriormente -y al captar el sonido de la película- reproduce la audiodescripción de forma sincronizada con la acción del film (ver “Así somos” nº 115). Esto permite que las personas ciegas podamos disfrutar de una película accesible en cualquier cine, en cualquier sesión (puesto que no hace falta que la sala cuente con equipamiento especial, ni siquiera con la versión audiodescrita de la película), en la televisión en nuestra casa o en cualquier otro lugar.
 Los diccionarios y los traductores automáticos de idiomas también son funcionalidades que ayudan en determinadas circunstancias y que son de acceso más inmediato y accesible a través del smartphone.
 Por último, aunque no menos importante, el CIDAT, en colaboración con la Unidad Técnica de Sordoceguera, ha desarrollado una aplicación que permitirá a las personas sordociegas utilizar el smartphone como comunicador, mejorando su comunicación con interlocutores que no conocen el sistema dactilológico. Las personas sordociegas podrán
comunicarse con el sistema dactilológico sobre la pantalla de su dispositivo móvil y recibir la respuesta de sus interlocutores en una línea braille o en macro caracteres si disponen de resto visual, mientras que sus interlocutores recibirán en texto (en su misma pantalla) el mensaje transmitido y podrán escribir la respuesta en el teclado virtual del dispositivo. Sin duda, una facilidad que contribuirá a resolver situaciones determinadas del día a día de un colectivo tan vulnerable y con tantas limitaciones en su comunicación.
Los retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuro Los retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuro Los retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuro Los retos del futuro Los retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuroLos retos del futuro.
Hasta aquí hemos abordado funcionalidades que ya están en manos de las personas ciegas que utilizan smartphones, pero – aunque todavía queda un largo camino por recorrer – el futuro próximo se presenta realmente prometedor.
 Ya es una realidad el uso de los smartphones como mando a distancia de la televisión, por lo que resulta fácil imaginar que en un futuro no lejano podamos manejar electrodomésticos con ellos mediante comunicaciones inalámbricas.
 Igualmente empiezan a aparecer apps de realidad aumentada, especialmente relacionadas con el turismo. Campo todavía por desarrollar, ofrecerá sin duda muchos y muy buenos resultados de utilidad para nuestro colectivo, al posibilitar el acceso a la
información sobre edificios, obras de arte en museos, etc., a la que a día de hoy estamos más limitados. Otro campo aún por desarrollar es el de la orientación en interiores, pero que también promete resultados a medio plazo.
 Otro ámbito en el que se está avanzando es el de soluciones para el control del bienestar, pues -con un uso aún poco extendido- existen ya periféricos que, conectados al smartphone, proporcionan información sobre indicadores de salud: tensiómetros, medidores de glucosa, etc.
 Otro campo en constante evolución con especial relevancia para las personas ciegas es el acceso vía terminal móvil a las transacciones monetarias, de modo que, utilizando nuestro smartphone como un TPV virtual, podamos efectuar pagos y cobros de manera totalmente accesible. En España existe alguna experiencia, y en EEUU es ya una realidad.
Así mismo, y con la implantación de la tecnología NFC, podrían llegar a manejarse con el terminal móvil los cajeros automáticos o las máquinas de venta de billetes, siendo más sencillo poder contar con un interface accesible en nuestro dispositivo que conseguir que los interfaces existentes lleguen a ser adaptados para nosotros.
 Tal y como está avanzando la implantación en los smartphones de tecnologías que identifican de forma segura al usuario final, como la incorporación de controles biométricos (lectura de huella digital, control
del tono de habla, reconocimiento del iris, etc.), puede preverse que es sólo cuestión de tiempo que podamos realizar multitud de transacciones vía móvil: certificaciones, pagos, gestiones administrativas seguras, etc.
Mucho más que un terminal móvil
Como se puede ver tras la lectura de estos ejemplos, las posibilidades de los smartphones no se limitan a cubrir necesidades que veníamos supliendo con el uso de otros dispositivos, sino que han mejorado nuestra autonomía, proporcionándonos una mayor independencia en ámbitos de nuestra vida diaria en los que la tecnología no venía utilizándose, y en los que ahora es de gran ayuda y para muchos llega a ser fundamental.
Estos avances tan recientes y revolucionarios nos llevan a pensar en la crucial importancia que tiene hoy en día el uso de estas tecnologías para las personas ciegas, y que va mucho más allá del que el resto de la población puede hacer de ellas. El uso de los smartphones no debe verse como algo limitado al ámbito de la educación o del empleo, u orientado a
usuarios avanzados con necesidades que requieren cierta sofisticación, sino que es ya una competencia a adquirir por cualquier persona que quiera optimizar su autonomía personal, su independencia y su calidad de vida. Significa llevar en el bolsillo o tener en la mano no solo un teléfono, sino una lupa, un GPS, el plano del metro, un escáner, el amigo que te cuenta lo que pasa en la película, la amiga que te asesora sobre qué ponerte para ir a una cena, o el prospecto del medicamento que tienes que tomar, aparte de poder fijar los avisos para que no se te olvide cuándo hacerlo…
Todo en uno, y prácticamente por el precio de compra del terminal que, aunque no es barato, sí incorpora accesibilidad; y muchas de las funcionalidades mencionadas se obtienen con apps gratuitas o a precios que sólo en casos muy determinados sobrepasan los 10 o 20 euros. Por supuesto, no todas las apps son accesibles, pero sí existen apps con las funcionalidades mencionadas perfectamente usables por personas ciegas.

María Jesús Varela
Directora ONCE-CIDAT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Tamaño de fuente
CONTRASTE